Ciclismo

El homenaje fallido a Alejandro Valverde tras su caída

Movistar rozó el triunfo en el día en que perdió al murciano al caer por un terraplén. Verona fue segundo y el australiano Storer se llevó la etapa

Storer celebra el triunfo en el Balcón de Alicante
Storer celebra el triunfo en el Balcón de AlicanteManuel BruqueEFE

Carlos Verona aún no había cumplido los diez años cuando Alejandro Valverde se bajó de la bicicleta por última vez en la Vuelta a España. Fue en su primera participación en 2002 y desde entonces había terminado todas las que había comenzado. Hasta que una irregularidad en el camino, un bache, le hizo perder el equilibrio a falta de 43 kilómetros para la meta.

Subía Valverde el puerto del Collao escapado con Richard Carapaz. Se trataba de animar la carrera para que Enric Mas o Supermán López remataran en la subida final al Balcón de Alicante. No hubo oportunidad, Alejandro se fue al suelo y cayó por un terraplén, con la suerte de que fue a dar al único tramo sin quitamiedos. Su compañero José Joaquín Rojas fue el primero en acudir en su auxilio para sacarle del «agujero». Alejandro, dolorido, sólo le dio la mano izquierda para que lo ayudara. Con la derecha sólo intentaba apoyarse sin hacer mucha fuerza. Mandó a Rojas para que continuara su camino, pensando en abandonar. Pero tras la visita de su director, Chente García Acosta, y del médico, volvió a subirse a la bici. Un esfuerzo inútil porque abandonó entre lágrimas pocos minutos después. Es sólo el quinto abandono de Valverde en las 30 grandes en las que ha participado.

Valverde se marchó con dolor en el costado derecho, en la clavícula y en las costillas. Aunque las primeras pruebas no revelaron ninguna fractura, el dolor era demasiado para seguir en carrera. Y las pruebas posteriores confirmaron una rotura de clavícula de la que será operado el sábado. La retirada era aún más dolorosa porque la carrera está a punto de llegar a su tierra, a Murcia. La siguiente etapa termina en La Manga y Valverde no podrá estar allí.

La última vez que el murciano se marchó de una grande antes del final fue en 2017, cuando se fracturó la rodilla izquierda en la contrarreloj inicial del Tour de Francia. Pensaba que aquel era el final de su carrera, pero la magnífica rehabilitación dirigida por el doctor Francisco Esparza le permitió ganar el Mundial sólo un año después.

Tristes por la noticia de que nuestro Bala no continúe en carrera. Pierde mucho el equipo. Bala es un corredorazo que nos daba mucha tranquilidad, seguridad… Es un hombre clave para un terreno como hoy; en grupos pequeños, con él podíamos buscar siempre ir hacia adelante. Es una pena. A Alejandro, calidad le sobra con los años que tiene… Nunca deja de sorprender, lo teníamos siempre en posiciones delanteras, te da confianza, tiene mucha experiencia… Lamentamos mucho su baja”, aseguraba su compañero Miguel Ángel López.

A Movistar se le estropeó la estrategia, pero tenía a Carlos Verona por delante y el madrileño recibió la libertad que necesitaba para luchar por la etapa. “Resignación y satisfacción. La he visto cerca, pese a que en un inicio no iba pensando en la etapa, siempre íbamos con la cabeza en nuestras opciones atrás. De hecho, Patxi [Vila] me venía diciendo que Alejandro iba a atacar, y venía todo el día tranquilo, guardando. Ha habido un momento en que, de repente, había silencio en la radio, no entendía nada… y ya me han contado la caída de Alejandro”, confesaba Verona en la meta.

El madrileño fue el primero de los escapados en atacar en la subida al Balcón de Alicante, pero las rampas del último puerto se le hicieron duras. “Una vez ahí adelante, tenía que prepararme y buscar la etapa. He preguntado si podía probar, me han dado el OK y me podido estar ahí. Sabía que me tenía que anticipar y me he movido lo que he podido. Debía arrancar antes lo mas duro, porque sabía que había mejores escaladores en la fuga. Storer ha sido el más fuerte. He saltado dos veces en el falso llano para buscar la duda en ese cuarteto, pero me ha sabido aguantar hasta lo más duro y su ‘peso pluma’, frente a mis 70 kilos, ha marcado la diferencia”, explicaba al final de la etapa. Storer y Sivakov lo alcanzaron y el australiano Storer se marchó en solitario. El homenaje a Valverde se quedó a medias en su despedida de la Vuelta.

Clasificaciones

General (Maillot Carrefour) Primoz Roglic (Jumbo Visma)

Puntos (Maillot Skoda) Fabio Jakobsen (DeCeuninck)

Montaña (Maillot Loterías y apuestas del Estado) Pavel Sivakov (Ineos)

Joven (Maillot Fenié Energía) Egan Bernal (Ineos)

Equipos (Premio Correos) Movistar Team