MENÚ
domingo 22 septiembre 2019
00:43
Actualizado

Coutinho, el fichaje más desastroso del Barcelona

El brasileño se marcha cedido al Bayer un año y medio después de su llegada

  • Coutinho durante un partido de la temporada pasada
    Coutinho durante un partido de la temporada pasada /

    REUTERS

Tiempo de lectura 2 min.

18 de agosto de 2019. 19:01h

Comentada
Isabel Pacheco.  18/8/2019

ETIQUETAS

Philippe Coutinho ya está en Múnich. El fichaje más caro de la historia del Barcelona ya es historia y el carioca, que ha abandonado el club mucho antes de los esperado, lo ha hecho por la puerta de atrás. Los cientos sesenta millones que el Barça pagó al Liverpool  para hacerse con los servicios del que se suponía que sería el relevo de Andrés Iniesta en el centro del campo, se han esfumado de un plumazo. Y es que la sombra del ahora jugador del Vissel Kobe es muy larga y Coutinho ni siquiera se ha acercado a ella. No ha habido rastro de ese jugador que en más de una ocasión puso en pie a uno de los grandes templos del fútbol inglés. 

El seis de enero de 2018 el Barcelona ponía punto y final a uno de los grandes culebrones de la temporada. Después de un tira y afloja con el Liverpool, Coutinho por fin aterrizó en Can Barça. El brasileño, indiscutible en los esquemas de Klopp y uno de los grandes ídolos de la afición "red", aterrizó en el Camp Nou con unas expectativas altísimas. Su buen rendimiento en la Premier League y su papel protagonista en la selección brasileña, lo avalaban y en las oficinas del Barça, que aún seguía recuperándose de la dolorosa salida de Neymar al PSG, se frotaban las manos. Tenían ante sí a un nuevo crack mundial.

Sin embargo, Coutinho no ha cumplido con lo esperado y un año y medio después de su llegada se marcha cedido al Bayern. Pese a ser uno de los jugadores que más partidos ha disputado desde su llegada al club azulgrana, sólo lo superan Jordi Alba e Ivan Rakitic, el carioca nunca ha conseguido adaptarse a los esquemas de Ernesto Valverde. Como interior, Coutinho no se ha encontrado cómodo. Muchas pérdidas y pases que nunca llegaron a buen puerto. En la posición de extremo izquierdo, que es donde se movía como pez en el agua en el Liverpool, tampoco ha brillado demasiado. Uno de sus mejores recursos , el tiro con rosca, muy pocas veces encontró puerta.

El chico tímido que poco a poco se fue ganando al vestuario, nunca consiguió conectar con la afición y los pitos de la grada fueron la sintonía que lo acompañaron en buena parte de la pasada campaña.

No estuvo en el césped en la dolorosa eliminación frente a la Roma en Champions, pero sí en la hecatombe de Anfield, donde fue titular. En la que fue su casa, Coutinho se cavó su propia tumba.

El fichaje más caro de la historia del Barça se marcha sin hacer ruido. En el Bayern busca lamarse sus heridas y volver a ser ese futbolista que enamoró a medio mundo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs