MENÚ
miércoles 18 septiembre 2019
15:13
Actualizado

Denis marca el camino

El centrocampista del Barcelona fue el capitán y el único goleador de España ante los serbios, que terminaron con uno menos. Celades reservó a los titulares para la semifinal.

  • Denis fue el encargado de mantener la esencia del juego de España en un equipo lleno de suplentes
    Denis fue el encargado de mantener la esencia del juego de España en un equipo lleno de suplentes

Tiempo de lectura 2 min.

24 de junio de 2017. 01:49h

Comentada
24/6/2017

La principal preocupación de Albert Celades ayer era proteger a sus mejores futbolistas, prevenir lesiones y evitar problemas antes de las semifinales para las que ya estaba clasificada España. Los habituales miraban desde el banquillo y España corría el riesgo de que le cambiara la personalidad. No estaban Deulofeu ni Asensio en los costados y el equipo podía perder profundidad. Pero las llegadas de Odriozola e Iñaki Williams por la derecha y de Gayá por la izquierda eliminaban las preocupaciones. Fue en un pase atrás de Odriozola desde la línea de fondo como llegó el gol de España. Por detrás apareció Denis para rematar el único tanto del encuentro.

El centrocampista del Barcelona recibió ayer el brazalete de capitán y el encargo de mantener la esencia del juego de España en el centro del campo. Perdió su sitio en el equipo después del primer partido contra Macedonia. Ceballos lo ha desplazado al banquillo, pero Celades sabe que siempre puede contar con él. Fue uno de los sacrificados hace dos años en la eliminatoria contra los serbios que dejó a España fuera de la fase final de la Eurocopa y de los Juegos Olímpicos. Eran otros los serbios de entonces. Distintos jugadores y distinto el ánimo. Ayer llegaban ya derrotados, no como en aquel cruce en el que Celades quiso reforzar el equipo con Isco y algunos jugadores más pendientes ya de hacerse un hueco en la absoluta que de reivindicarse en la sub’21. Y España se quedó en el camino.

Pero Denis no se rinde. Pocos jugadores hay más implicados que él con el destino de la Roja. Ha pasado por todas las categorías y el año pasado Vicente del Bosque le permitió cumplir con su ilusión de debutar con la absoluta. Ayer, en un partido intrascendente, fue el autor del gol, el que más remató y el que más hizo por que España sumara una victoria más.

Carlos Soler lo intentó en su estreno con la selección, pero mandó muy arriba un pase de Gayá desde la izquierda que se le había quedado sólo para empujar. Mayoral también tuvo su oportunidad, pero se encontró con el portero. Djurdjevic, el capitán serbio, también ayudó a la victoria de España. Un codazo a Mikel Merino le valió la segunda amarilla antes de que acabara la primera mitad. El centrocampista del Dortmund ayer era un central improvisado ante la ausencia de Jorge Meré y Vallejo. Los dos titulares descansaban y al navarro le tocaba pegarse con el delantero serbio.

Con uno menos en el rival, el partido no cambió. La iniciativa siempre fue de España, la pelota seguía saliendo desde atrás, desde los pies de Rodrigo, futbolista del Villarreal, que se colaba entre los centrales para iniciar el juego, y las llegadas por la banda eran un peligro. Pero no llegaron más goles. España ya estaba clasificada antes de comenzar el encuentro y ahora su único trabajo es esperar rival para la semifinal del martes en la búsqueda del quinto título europeo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs