Real Madrid

Fútbol

La descripción del Barcelona de Ancelotti, que tanto llama la atención

El entrenador del Real Madrid ha hablado del partido de mañana domingo contra el Barcelona en el Camp Nou

Carlo Ancelotti sabe que es absurdo dar vueltas a lo que suceda tras el Barcelona-Real Madrid. Primero hay que jugar el encuentro, conocer el resultado y después ya, hablar de la esperanza, de la derrota o del futuro. Pero lo cierto es que es contra el Barcelona donde se juega dos de las tres cartas que le quedan. «Los datos dicen que tenemos desventaja en la Copa y en la Liga, donde no tenemos desventaja es en la Champions. No sé qué puede pasar. En el Camp Nou podemos recortar la desventaja en la Liga», decía. Porque si se mantiene igual o el Madrid es derrotada, se pone imposible.

Es el papel en esta competición lo que pone algo en duda el futuro de Ancelotti en el banquillo blanco. El equipo está siendo muy irregular, sobre todo en LaLiga, donde no termina de sumar una serie de victorias consecutivas, que le den tranquilidad. «Desde el 22 de enero lo hemos hecho muy bien, los datos lo confirman. Estamos en un buen momento, mentalmente también. Pero también en lo técnico y táctico hemos mejorado mucho. Somos más sólidos atrás. Algunos partidos no han salido bien, pero podemos jugar bien hasta el final», decía Ancelotti, que no quiere mirar al futuro con pesimismo, porque no va con él.

Él entrenador tiene que dar instrucciones, explicar a los jugadores cómo puede ser el encuentro, elegir a los que mejor pueden llevar a cabo esa idea y sobre todo, dar el tono con el que se quiere afrontar este choque. Ancelotti huye del dramatismo, del vida o muerte e intenta transmitir sosiego y algo de humor. «Es verdad que Vinicius tenido más dificultad cuando se ha enfrentado a Araújo, pero Vinicius siempre es Vinicius. Su movilidad le puede ayudar a sacar lo mejor. Y podemos ponerlo en la derecha», aseguró. «No, es broma. Pero la movilidad es importante. Jugará por la izquierda, pero con más movilidad».

Las palabras de Ancelotti sobre el Barcelona

El humor, el buscar espacios para respirar ante un partido en el que los pagos a Negreira y la necesidad con la que llega el Real Madrid pueden agobiar, pero no significan dejación de responsabilidades por parte de Ancelotti. «Tenemos que ver al Barça como un león, no un gato. Si piensas que es una fiesta te equivocas. Hay que luchar y tratar de sacar lo mejor. El miedo o la preocupación la tengo siempre antes de un partido. Las horas antes de un partido son las más complicadas para mí, personalmente», repetía el entrenador.

Esta temporada el Madrid ganó al Barcelona en el encuentro de LaLiga y perdió en el de Copa: «El plan lo tenemos. Nos conocemos muy bien los dos equipos. No hay secretos. Cómo puedes crear problemas y evitarlos es el planteamiento que siempre hacemos hasta que pite el árbitro”.

Desde que empezó 2023 se ha estado comparando este año con el 2015, cuando el Madrid campeón de Europa y la Copa acabó sin un título: «Seguir o no es una evaluación que tiene que hacer el club, no yo. Ya he dicho que me quedaría toda la vida, es imposible. Es una decisión que tomará el club y después mi pensamiento es que quiero seguir. Espero que sea así. Disfruto todos los días que el club me quiere aquí. Si me quiere para tres meses lo disfrutaré para tres meses y si es para tres años, para tres años. Estaré agradecido con el club toda la vida».