MENÚ
jueves 18 julio 2019
03:55
Actualizado

El Atlético liquida a la Juve

Giménez y Godín marcaron los goles de la victoria rojiblanca (2-0). El árbitro anuló un gol a Morata después de revisar el vídeo de la jugada

  • El Atlético liquida a la Juve
    /

    JuanJo Martín / EFE

Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

21 de febrero de 2019. 12:08h

Comentada
Domingo García.  Madrid. 20/2/2019

DOMINGO GARCÍA - mADRID

Quedaban poco más de diez minutos para el final de la primera parte. la Juventus recogía un despeje cerca de su área, la zona donde los defensas acostumbran a jugar con comodidad y Diego Costa pedía tranquilidad a Koke desde el centro del campo. El centrocampista, en cambio, le animaba a ir. Y Costa fue. Y fueron todos. La presión en esa jugada quedó en nada, pero es una muestra de la actitud del Atlético durante todo el partido. Se trataba de no dejar respirar a la Juventus, que había amenazado desde temprano con un disparo de falta de Cristiano Ronaldo que Oblak despejó a córner.Pero la Juventus no asustaba al Atlético, que hace tiempo que ha perdido el miedo a los grandes de Europa. Se siente uno de ellos y la ilusión de disputar la final de la Liga de Campeones en su estadio le empuja todavía más. Por si necesitara algún estímulo más allá de los gritos de Simeone desde la banda.El Cholo escogió a Diego Costa para jugar desde el comienzo. Era un mensaje, una carga de intensidad al partido que se reforzaba con la presencia de cuarto mediocentros por detrás, como le gusta al entrenador rojiblanco en los partidos grandes. Y al Atlético le funcionó, aunque le faltaba el gol. Diego Costa hizo un trabajo extraordinario con la defensa juventina, pero cuando se quedó mano a mano con Szczesny en el comienzo de la segunda mitad la pelota se le marchó fuera después de recorrerse medio campo persiguiendo el pase de Griezmann que lo encaminaba hacia la portería.El problema de remate parecía que lo arreglaba Álvaro Morata, el sustituto de Costa en la segunda mitad, pero el gol que marcó de cabeza a pase de Filipe Luis fue corregido por el VAR. El árbitro acudió a revisar la jugada al monitor y acabó señalando falta a un defensa. Morata ya cantaba el gol, pero su celebración se vio de nuevon interrumpida por la tecnología. Igual que le había pasado contra el Real Madrid.Al Atlético le faltaba puntería y la sobraba Szczesny, que se empeñó en impedir el gol de Griezmann. Primero en un lanzamiento de falta en la primera mitad que los puños del portero polaco alejaron de la escuadra. La falta había sido penalti para los ojos del árbitro, pero la asesoría tecnológica del VAR le hizo sacar fuera la falta. En la segunda parte desvió hacia el larguero con la punta de los dedos una vaselina del francés.Tuvo que ser Giménez el que rebañara un balón perdido en un córner para poner al Atlético por delante. Los goles que no marcan los delanteros llegan desde la defensa a balón parado. Cuando llegan los grandes partidos el Atlético se parece más al Atlético de siempre del Cholo y, como antes, la estrategia vuelve a ser fundamental. Porque el segundo también llegó a partir de la pelota parada, un saque de falta de Griezmann y otro balón perdido que esta vez es Godín el que encamina hacia la portería.Con su presión y con su empuje, el Atlético había conseguido eliminar a la Juventus del partido. La única obsesión del campeón italiano era defenderse, esquivar los golpes del equipo rojiblanco para llegar con vida al partido de vuelta. Oblak se convirtió casi en espectador durante la segunda mitad. Y el Atlético, con espacios, en un huracán. El esloveno apenas tuvo que intervenir en una jugada de estrategia. Cristiano amagó el disparo en un tiro libre demasiado pegado a la línea de fondo, pero vio a Bernardeschi en el borde del área y el disparo del italiano lo despejó Oblak a córner. Simeone había ido recomponiendo el equipo para quitarle peso y ganar velocidad. Lemar y Correa sustituyeron a Thomas y a Koke y el Atlético salía disparado en busca de la portería juventina. El francés fue el que más cerca estuvo de añadir goles al castigo de la Juve.No llegaron, pero el Atlético se siente satisfecho aunque se fue dejando trozos de piel en su intento de llegar a los cuartos de final de la Liga de Campeones. Primero Diego Costa, después Thomas. Vieron la amarilla y se perderán el encuentro de vuelta en Turín.

Últimas noticias