Deportes

El día que Raúl mandó callar el Camp Nou

Hace 20 años Raúl hizo uno de los gestos más simbólicos de su carrera como futbolista. Marcó el tanto del empate en un partido de Liga entre el Barcelona y el Real Madrid y después se llevó el dedo a los labios para mandar callar al estadio. El siete madridista había marcado el primer tanto del encuentro, pero después, Figo y Rivaldo consiguieron darle la vuelta. Hasta que llegó el minuto 86 y tras un balón robado en el centro del campo, el Real Madrid de Toshack fabricó la jugada del empate. La pelota llegó por detrás de la defensa y Raúl, suavemente, la levantó.

Publicidad

“Fue una jugada que empezó por Redondo. El balón lo tocó Savio y pensé que estaba en fuera de juego. Controlé el balón, hice una vaselina y pensé que podía hacer otra cosa, pero supuse que estaba en fuera de juego”, contaba el futbolista. y después pidió o exigió a la grada que se callase. “Estaban haciendo unos cánticos en contra mía y es un gol de alguna manera dedicado a ellos”, dijo