MENÚ
martes 23 julio 2019
13:22
Actualizado

El futuro incierto de Valverde tras los dos fiascos europeos

Bartomeu dijo que no se tomarán medidas hasta después de la final de Copa. Tras la caída en Roma el año pasado, el puesto del técnico corrió peligró

  • Valverde, pensativo en la banda de Anfield
    Valverde, pensativo en la banda de Anfield /

    NEIL HALL / EFE

Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

08 de mayo de 2019. 18:05h

Comentada
Francisco Martínez.  Madrid. 8/5/2019

El fútbol es a veces un deporte tan injusto que en una temporada de 60 partidos, todo el trabajo puede quedar marcado por sólo uno. La impecable trayectoria de Valverde en los torneos nacionales (dos títulos de Liga, en los que ha sido líder en 70 jornadas de las 76 posibles; 1 título de Copa y una final por disputar; y 1 Supercopa), se ve manchada por las dos estrepitosas derrotas en la Liga de Campeones. Ganar, o hacerlo siempre, no es una obligación para nadie en el deporte, el problema es cómo se produjeron las derrotas. El duelo contra el Liverpool echó por tierra muchas de las teorías del pasado, los indemostrables, lo que hubiera pasado si... El desastre de Roma hace un año se achacó a que Valverde no había rotado a sus jugadores. Esta vez la labor del técnico ha sido impecable en ese sentido: sus futbolistas estaban descansados y no dieron la talla. También se culpó al técnico de no hacer cambios en la capital italiana hasta pasado el minuto 80, viendo lo que estaba sucediendo. En Anfield tampoco logró alterar desde el banquillo un partido pobre de los suyos, y apostó por el mismo once de la ida cuando en el Camp Nou en juego habían sido superados, aunque no en goles.

El problema es más profundo y la nueva derrota tendrá consecuencias. Hace un año, el puesto de Valverde llegó a peligrar por lo sucedido en cuartos de final. El entrenador, que ha renovado recientemente, cuenta con el respaldo de los jugadores, pero Bartomeu, tras el encuentro de Anfield, sólo pudo decir que se tiene que reflexionar y que se tomarán decisiones después de la final de Copa, con la que el Barcelona puede firmar un doblete. Si lo consigue, el análisis frío y lógico del curso dice que es bueno. El problema ha sido, otra vez, el cómo del adiós a Europa. «Ahora nos toca pasar unos días horribles», aseguró Valverde. Habrá que ver cuánto dura el calentón.

Últimas noticias