MENÚ
miércoles 23 octubre 2019
03:58
Actualizado

El Huesca cura la ciática

Francisco Solano, socio número uno, de 85 años y con problemas de salud, pegó un saltó tremendo en el sillón donde vio el debut en la élite de su equipo

  • Francisco Solano, con Petón
    Francisco Solano, con Petón

Tiempo de lectura 2 min.

21 de agosto de 2018. 00:15h

Comentada
José Aguado 21/8/2018

Hasta mediados de septiembre, Francisco Solano puede hacer otras cosas los fines de semana. A sus 85 años, el socio número uno del Huesca cuenta con cierta sorpresa que este año paga menos de abono que la temporada pasada. «Es fantástica esta directiva», dice al otro lado del teléfono, atendiendo, pese a sus problemas de salud. Tiene una ciática que le está machacando y cuando se le pregunta por algún recuerdo, contesta que le cuesta, que su cabeza ya no está bien. Pero mal se tienen que poner las cosas para que el 14 de septiembre no vaya al campo para ver el estreno de su equipo en su campo en Primera contra el Rayo. Si le han hecho una rebaja en el abono es porque la temporada pasada no faltó a ningún encuentro y es política del club rebajar el pago a los más fieles.

Solano es que el más. Sigue al Huesca desde que era pequeño. A los 8 años sus padres le llevaron al fútbol, cansados de que se colase saltando la acequia. Desde entonces, ha hecho todo lo posible para estar cerca del Huesca. También fue directivo. «He hecho de todo», asegura.

Por obras en el estadio, el Huesca, recién ascendido, juega sus tres primeros encuentros como visitante, pero la ciudad vive en un estado de ebullición como no se veía y más desde que debutó en la Liga Santander con victoria en el campo del Eibar. Los dos tantos de Álex Gallar hicieron que el conjunto aragonés tocara el cielo nada más llegar a la élite: «Ahora nos hemos quitado todos los complejos que podíamos tener», decía el futbolista después del encuentro en la Cope. Los futbolistas, como la ciudad, está viviendo un momento único. En su Twitter, Gallar, antes, había colgado una foto suya de un cromo de la Liga: «Toda la vida coleccionando los @paninicromos de @LaLiga y ahora voy y me encuentro con un tipo de la @SDHuesca que me resulta algo familiar ¿Os suena su cara?».

Están pasando cosas que nunca pensaron que iban a pasar. El año pasado eran el cuarto presupuesto por la cola y subieron de categoría. En 1960 se refundó el club y era un habitual en Tercera, que ascendía a Segunda B e intentaba mantenerse. Era otro fútbol. «El de ahora me gusta menos. Hay muchos pases y poca velocidad», dice Francisco Solano. En 2006 lo cogió Petón con el objetivo de llevarlo a Segunda. Lo consiguió en 2015. Tras un año sin problemas, se empezó a soñar con la élite y se logró.

Los aficionados de toda lo vida («Los fines de semana no había planes», cuenta el hijo de Francisco Solano) van a ver a los más grandes pasar por su casa. Con 88 años Francisco dice que ya no ve bien a los jugadores, pero que le gusta el delantero centro del equipo. La ciática le esta matando mientras lo cuenta. Ayer no tuvo un buen día. El domingo vio el encuentro sentado en el sillón de su casa. Cuando Gallar marcó un tanto, pegó un salto, que su hijo le dijo: «¡Pero, papá, la ciática!».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs