Fútbol

El Mundial perfecto de Megan Rapinoe

La estadounidense se llevó la Bota de Oro y el Balón de Oro

Megan Rapinoe posa con la Bota de Oro y el Balón de Oro
Megan Rapinoe posa con la Bota de Oro y el Balón de Oro

Megan Rapinoe ha acaparado el protagonismo del equipo estadounidense durante el campeonato por su polémica continua con Trump, pero además ha sido una de las referencias sobre el césped. Ganó el premio a la mejor jugadora de la final, la Bota de Oro y el Balón de Oro.

Para el trofeo de mejor goleadora, empató a goles –6– y asistencias –3– con Alex Morgan y la inglesa Ellen Whyte, pero se llevó la Bota de Oro al haber disputado un partido menos. Rapinoe se perdió la semifinal contra Inglaterra por lesión, pero ha sido decisiva en los otros tres partidos de la fase de eliminatorias. Ha marcado cinco goles de los seis que ha conseguido Estados Unidos en esos tres partidos: dos a España, dos a Francia y uno en la final contra Holanda. Cuatro de ellos han sido a balón parado, tres de penalti y uno de falta, pero ha sido ella la que ha arrastrado a sus compañeras hasta el triunfo.

Por esos números y por su influencia en el juego, Rapinoe fue elegida también la mejor jugadora de la final y del torneo. Es una futbolista que decide campeonatos. "Nos apoyamos en nuestra experiencia durante todo el torneo. Tuvimos algunos partidos increíblemente difíciles, mucha atención y presión por parte de los medios, por lo que creo que nosotras, las jugadoras más mayores, tuvimos que llevar esa carga y establecer el ejemplo correcto para las jugadoras más jóvenes. Es una de las razones de nuestro éxito. No hay ningún equipo que tenga más experiencia en duelos de fases eliminatorias", decía en la conferencia de prensa posterior a la final. Una conferencia a la que llegó tarde después de tener que pasar por el control antidopaje.