MENÚ
domingo 21 octubre 2018
16:25
Actualizado
  • 1

España convence con goles

Ha marcado doce en los tres primeros partidos que ha disputado –cuatro por encuentro– y sólo ha encajado dos. La Roja de Luis Enrique es contundente.

  • Luis Enrique da instrucciones durante el amistoso contra Gales
    Luis Enrique da instrucciones durante el amistoso contra Gales

Tiempo de lectura 4 min.

13 de octubre de 2018. 00:27h

Comentada
Domingo García Madrid. 13/10/2018

Doce goles en tres partidos, cuatro de media y sólo dos encajados. Los números de Luis Enrique hablan de una selección dominante, que ha goleado a la subcampeona del mundo, Croacia, y ha superado a una de las semifinalistas del pasado Mundial, Inglaterra. «Tengo un grupo ejemplar y eso me encanta como entrenador», aseguraba Luis Enrique, que elogió la actitud de sus futbolistas después de la victoria del jueves en el amistoso contra Gales. «El equipo ha hecho lo que buscábamos», reconocía.

El seleccionador ha utilizado ya a 26 jugadores y ha hecho debutar a tres: Gayá, Ceballos y Jonny, que se estrenó ante Gales. En la lista podrían estar otros, como Diego Costa, que se ausentó en la primera convocatoria por ser padre y que se ha perdido la segunda por lesión. «Tenemos un grupo amplio de jugadores que pueden estar en la selección y eso es muy positivo. Nuestro objetivo es jugar siempre igual, desde el primer al último minuto. Los jugadores han asimilado la idea con facilidad. Les encanta tener la posesión y a mí, también. Si un día viene un rival y es superior, habrá que aceptarlo pero nosotros tenemos que seguir jugando igual siempre», añadía el seleccionador tras la goleada en Cardiff.

Luis Enrique ha profundizado en las virtudes de España, el toque y el juego asociativo, para añadirle un poco más de verticalidad, como ya hizo con el Barcelona. En realidad, ese paso ya lo había dado Julen Lopetegui durante la fase de clasificación para el Mundial, pero el nuevo seleccionador ha sacado a la Roja de la depresión que vivió en Rusia el verano pasado. «A nivel ofensivo estoy contento con lo que he visto. Hemos ocupado los espacios, la circulación de balón ha sido fluida. Estoy muy contento a nivel general», aseguraba el jueves tras el encuentro el seleccionador.

La base del juego de la Roja sigue siendo el balón. Inglaterra es el rival que más le ha disputado la pelota, pero también la superó en el porcentaje de posesión –47 a 53 por ciento para España–. Contra Croacia y Gales la superioridad fue abrumadora. 69-31 en el partido contra los croatas. 71-29 en Gales. Luis Enrique es consciente de que la mejor manera de que la selección funcione es reforzando sus capacidades. «En España ha habido una transición, pero sigue sin perderse el espíritu de lo que nos dio grandeza y categoría. Ha habido algún matiz, cambios de jugadores, pero el poso es el mismo. Lo que se comenzó a hacer bien con Luis Aragonés se tienen que seguir haciendo y no hacer revoluciones como Argentina, que no se sabe adónde va», explicaba Gregorio Manzano el pasado lunes en el congreso de entrenadores con licencia UEFA que se celebró en Las Rozas.

«Se están trabajando bien las cosas. El míster es directo, pide pocas cosas, pero lo que pide, lo pide claro. Tiene un mensaje para el equipo y el equipo lo coge», asume Jonny, el último debutante con Luis Enrique. Antes que él había hecho debutar a Ceballos y a Gayá. Los jugadores se sienten cómodos con Luis Enrique. La muestra es Paco Alcácer, que apenas tuvo oportunidades en el Barcelona pero que ha vuelto a la Roja con el mismo acierto que ha mostrado en el Dortmund esta temporada. «La confianza es básica para cualquiera, pero especialmente para los delanteros. Estoy encantado con el trabajo de Suso, Morata y Alcácer», explicaba el seleccionador.

La retirada de la selección de algunos clásicos, como Piqué y Silva, su convencimiento en no llevar a Jordi Alba y las lesiones de algunos de los habituales, han obligado al seleccionador a hacer más cambios de los acostumbrados en la última convocatoria. Aparecen jugadores nuevos y reaparecen otros como Albiol, al que Lopetegui nunca tuvo en cuenta y que terminó siendo el capitán en Gales después de que fuera sustituido Sergio Ramos.

España vivió una época gloriosa en la que encadenó tres campeonatos consecutivos. Pero después de ganar la Eurocopa 2008, el Mundial 2010 y repetir en la Eurocopa 2012, ha sufrido tres campeonatos decepcionantes. No pasó de la primera fase en el Mundial de Brasil en 2014, se quedó en el primer cruce de la Eurocopa 2016 contra Italia y le sucedió lo mismo en el último Mundial contra Rusia. Son los mismos fracasos que éxitos encadenados, pero Luis Enrique ha puesto a la selección en la vía para recuperar el camino del triunfo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs