Noticias destacadas

Misterio

La extraña reaparición de la gimnasta Alina Kabaeva, la amante olímpica de Putin, en un entrenamiento

Estaba desaparecida desde el pasado 22 de octubre y en Rusia barajaban la hipótesis de un posible "arresto domiciliario"

Alina Kabaeva, la amante olímpica de Putin, durante el entrenamiento
Alina Kabaeva, la amante olímpica de Putin, durante el entrenamientoInstagram

Alina Kabaeva, la novia olímpica de Putín vuelve a estar en el foco de la noticia tras su extraña reaparición en un entrenamiento. Y es que su misteriosa desaparición de la vida pública se había convertido en las últimas semanas en un tema central de las teorías de la conspiración que rodean al presidente ruso. 

La gimnasta no ha sido vista en público desde finales de octubre. Justo días después de que salieran a la luz los descabellados rumores de que el mandatario había muerto. La llamada "Primera amante" de Rusia, de 40 años, vive una vida de glamour y misterio, pero supuestamente ha pasado los últimos meses refugiada en el palacio secreto del bosque de Putin. Desde 2008, la deportista olímpica ha sido objeto de continuas especulaciones de que es la amante secreta de Putin y la madre de sus hijos más pequeños. Y ahora se rumorea que la gimnasta convertida en política está desaparecida a raíz de los extraños informes del mes pasado que aseguraban que Putin había fallecido.

Medios internacionales -según recoge The Sun- aseguraron que sus apariciones públicas cesaron en la última semana de octubre, el mismo día en que surgieron los rumores de que Putin había sufrido un ataque al corazón. La mujer que nunca ha rehuido el foco de atención parecía haberse escondido. Desde que las afirmaciones sobre la muerte de Putin, en gran medida descartadas como teorías de conspiración por los analistas, corrieron como la pólvora en redes sociales, Alina desapareció por completo. A principios de octubre, se había dejado ver en su propia Academia de Gimnasia Rítmica en Sochi, una base de entrenamiento de élite para las estrellas del futuro. La propia Alina se encargó de difundir imágenes en sus redes sociales. Sin embargo desapareció el pasado 22 de octubre tras un torneo internacional celebrado en su academia.

Nada se ha sabido de ella hasta ahora. La estrella de gimnasia rítmica ganadora del oro olímpico fue vista supervisando el entrenamiento en su academia de entrenamiento en el centro turístico de Sochi en el Mar Negro después de seis semanas de ausencia.

Putin nunca ha reconocido su relación ni ha mencionado públicamente a los tres hijos que se cree que comparten. Su extraña reaparición ha vuelto a desatar todo tipo de hipótesis en Rusia. Tres vídeos, publicados por la academia, la muestran seria y con rostro severo, un marcado contraste con su comportamiento en apariciones públicas pasadas. En el primer vídeo nuevo publicado el 7 de diciembre, se ve a Kabaeva usando un anillo de bodas, que reforzaría la teoría de que se casó con Putin en una ceremonia secreta hace años.

Alina Kabaeva dirigiendo el entrenamiento
Alina Kabaeva dirigiendo el entrenamientoEast2West

Con visibles muestras de cansancio dio instrucciones a menudo con impaciencia a tres estudiantes. Su reaparición se ha producido exactamente 40 días después de los extravagantes informes de que Putin había muerto. El Kremlin se vio obligado a emitir un desmentido de que el mandatario ruso había muerto en su palacio Valdai, al norte de Moscú , y que su cuerpo estaba guardado en un congelador.

Ahora, las imágenes de Alina vuelven a dar a las a las más locas teorías conspiranóicas y es que curiosamente la Iglesia Ortodoxa Rusa establece en cuarenta días el período de luto.

Una leyenda olímpica

Alina Kabaeva, de 38 años es una leyenda en Rusia. Campeona olímpica en 2004, es una de las deportistas más condecoradas en la historia de la gimnasia rítmica. Años después de su oro, la excampeona mundial acaparaba los focos y se convertía en el objetivo más codiciado de los paparazzi rusos. Pero, esta vez nada tenía que ver con sus logros deportivos sino con la relación sentimental que mantiene con Vladímir Putin, de 69 años, y que nunca ha sido confirmada oficialmente. De hecho, en 2008, el periódico ruso Moskovsky Korrespondent publicó una historia que informaba que Putin se había divorciado de su esposa y estaba dispuesto a casarse con Kabaeva, historia que fue negada por el Kremlin y que le costó el cierre al periódico.

Alina debutó internacionalmente en 1996. En 1998, a los 15 años de edad, tuvo una sorprendente victoria en los Campeonatos de Europa, celebrados en Portugal, siendo la más joven de un equipo con reputadas estrellas como Amina Zaripova. En 1999 fue campeona europea por segundo año consecutivo, y obtuvo el título mundial en Osaka, Japón. Acabó ganando cinco campeonatos europeos y otro título mundial en 2003 en Budapest, Hungría.

En los Juegos Olímpicos de Sídney 2000, en su segunda intervención se le cayó el aro y tuvo que salir a buscarlo fuera del área de ejercicios. Acabó con medalla de bronce con una puntuación final de 39.466 (cuerda 9.925, aro 9.641, pelota 9.950, cinta 9.950). En los Goodwill Games de 2001, celebrados en Brisbane, Australia, ganó el oro en pelota, mazas y cuerda, y la plata en el concurso individual y aro. Sin embargo su triunfo quedó empañado. Alina y su compañera de equipo, Irina Cháshchina dieron positivo en un diurético prohibido (furosemida) y les quitaron las medallas.

En los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 ganó el oro y su estatus de celebridad quedó completamente asegurado tras posar desnuda para una revista masculina en 2004.

Su asalto al poder

No pasó mucho tiempo hasta que dio el salto a la política, convirtiéndose en diputada por el partido oficialista Rusia Unida, donde estuvo seis años en la Duma votando a favor de varias leyes anti-LGBT controvertidas.

Pero más sorpresa causó cuando anunció en 2014 que dejaba el cargo para dirigir el directorio del National Media Group (NMG). Para hacerle sitio en la cúpula, desplazaron a Kirill Kovalchuk, nada menos que sobrino de Yuri Kovalchuk, hombre detrás de NMG, principal accionista de Rossiya Bank y uno de los asesores más cercanos de Putin.

Según informaron medios en 2018, su salario rondaba los 10 millones de dólares por año. Pero esa imponente suma no toma en cuenta los jugosos negocios que se llevan adelante en el círculo íntimo de los oligarcas y los favores que van de la mano. Documentos reportados por la Fundación Anticorrupción (dirigida por el opositor Alexei Navalny) señalan que ha recibido varias propiedades en Moscú y San Petersburgo, varias veces a través de su familia, de parte de poderosos empresarios cercanos al presidente. También, aseguran que viaja en los mismos aviones que los amigos de Putin.

Su reaparición vuelve a colocarla en el disparadero.