Deportes

Final Liga Endesa: Jayce Carroll y el Madrid que nunca muere (81-80)

Un triple del escolta a un segundo del final da la victoria a los de Laso y sitúa a los blancos a un partido del título.

Un triple del escolta a un segundo del final da la victoria a los de Laso y sitúa a los blancos a un partido del título.

Publicidad

Hay partidos increíbles y el segundo de la final de la Liga Endesa fue uno de ellos. El Barça fue capaz de llevar la serie a su terreno. Endureció el duelo y el Madrid no supo adaptarse o sí porque terminó ganando con una de esas jugadas que terminan valiendo una Liga. Después de ir todo el partido por detrás y de que Llull errase un tiro libre, Rudy logró hacerse con el rebote. El marcador era 78-80 y el reloj consumía los últimos segundos, pero el balón llegó a Carroll y todo cambió. Su triple sitúa al Madrid a un triunfo del título.

La conclusión que sacó el Barça de la derrota en el primer partido es que la actitud y la escasa intensidad que mostró el equipo no se podían repetir si querían volver al Palau con algo positivo. Lo dejaron claro desde el principio. Los de Pesic se aplicaron atrás con una dedicación que no se vio en ningún ataque blanco del partido que abrió la final. Los árbitros decidieron dejar jugar y eso lo aprovechó el Barça. Se permitieron los contactos y el derroche de energía azulgrana descentró al Madrid. Rudy se las tuvo con Pesic y con Ribas; Campazzo con Pangos; Llull con Hanga; ... Los bajitos eran los más peleones. Por momentos se dejó de jugar. Había más ganas de buscar la falta del rival que de mirar el aro. La estrategia le funcionó al Barcelona. Además de la ventaja, desactivó a Campazzo, el mejor del primer día.

El Madrid se encontró más incómodo que nunca. Cuatro canastas en juego en el primer cuarto; nula continuidad; sin capacidad para encadenar dos o tres acciones positivas; con un 0/7 en triples a cinco minutos del descanso... El Barça tampoco es que encontrara el aro con facilidad hasta que apareció Heurtel, pero el base francés se quedó solo muy pronto. Al Madrid no le quedó otra que defender. A la intensidad añadió una movilidad asfixiante en un quinteto con tres bajitos. Fue el impulso que necesitaban los de Laso para soltarse en ataque. Ayón devoró en el poste bajo a Oriola y un par de triples de Carroll, una premonición, fueron la base de un parcial de 12-2 en cinco minutos que dio por primera vez el mando al Madrid. El plan del Barça salió hasta que el Madrid encontró la forma de deshacer los muchos nudos que había sembrado Pesic. Claver, antes del descanso, fue el más listo de todos. Aprovechó el desgaste del Madrid para anotar cinco puntos que dejaban en ventaja a su equipo.

El Madrid no aprendió del comienzo del partido. Como vivió más preocupado de lo que señalaban los árbitros, el Barça siguió con su plan y Heurtel se dedicó a jugar. Un triple de Oriola y otro del base francés abrieron brecha (33-44). Mientras Campazzo se peleaba con el mundo, Heurtel seguía a lo suyo. Los compañeros hacían el trabajo sucio y el francés anotaba desde cualquier posición. Hasta que Pesic le sentó había sumado 12 puntos en el tercer cuarto. Sin él, el Madrid se quitó muchas piedras de la mochila y anotó tres triples seguidos. El cambio de tendencia lo personalizó Jayce Carroll. ¡Quién si no! El escolta fue el antídoto a los puntos de Heurtel. El de Wyoming bombardeó el aro culé y el partido volvió a empezar (62-62, min 33).

Publicidad

A este Barça hay que alcanzarle muchas veces para hacerle daño. Y el partido exigía algo más que simples pellizcos. Fue lo único que le quedó al Madrid en los minutos finales hasta que hubo la llamada a la épica. Primero fueron dos triples de Randolph y luego llegó el ejercicio de fe liderado por Llull y Carroll. El Barça había puesto la final donde quería, pero no contaba con lo que sucedió a un segundo del final. Llegó el rebote de Rudy, el balón a Carroll y el Madrid está a una victoria de renovar el título.

Publicidad

Ficha técnica:

81. Real Madrid (11+18+24+28): Campazzo (4), Rudy (7), Deck (1), Randolph (6) y Tavares (11) -quinteto titular- Taylor (0), Llull (13), Thompkins (3), Causeur (2), Ayón (8), Carroll (25) y Reyes (1).

80. Barcelona Lassa (17+17+25+21): Pangos (9), Ribas (2), Claver (12), Singleton (4) y Tomic (6) -quinteto titular- Hanga (0), Heurtel (30), Smits (5), Oriola (12) y Kuric (0).

Árbitros: Martín Bertrán, Conde y Serrano. Eliminados Campazzo y Oriola. Técnica a Ribas.

Incidencias: 12.247 espectadores en el WiZink Center. Segundo partido correspondiente a la final de la Liga Endesa.

Programa de la final:

Publicidad

1. Real Madrid, 87-Barcelona Lassa, 67

2. Real Madrid, 81-Barcelona Lassa, 80 (2-0)

3. Barcelona Lassa-Real Madrid (miércoles 19, 21:00)

4. Barcelona Lassa-Real Madrid (viernes 21, 21:00)

5. Real Madrid-Barcelona Lassa (domingo 23, 21:00)*

*Si fueran necesarios. Todos en #Vamos.