Deportes

Michael Schumacher cumple 53 años: esto es lo que se sabe sobre su estado de salud

El siete veces campeón del mundo nació el 3 de enero de 1969. Ocho años después del accidente de esquí que arruinó su vida, la familia del piloto mantiene el misterio.

Michael Schumacher
Michael Schumacher FOTO: Efe La Razon

Michael Schumacher cumple hoy 53 años rodeado de misterio sobre su estado de salud. El pasado 29 de noviembre se cumplieron 8 años de aquel fatídico accidente que le arruinaría la vida y su estado sigue siendo una incógnita.

Hace ocho años, una noticia que llegaba desde los Alpes franceses conmocionaba al mundo del deporte. Allí, Michael Schumacher había sufrido un accidente esquiando en la estación de Meribel. El heptacampeón de la Fórmula 1 se había golpeado la cabeza y había sufrido daños cerebrales que cambiaron su vida para siempre. El piloto fue trasladado en helicóptero al hospital más cercano, donde determinaron que su estado de salud revestía gravedad. Posteriormente, lo derivaron a Grenoble, donde fue operado en dos oportunidades. Allí permaneció seis meses en coma, hasta que despertó en junio de 2014.

“Michael ha dejado el hospital universitario de Grenoble para continuar con su larga fase de rehabilitación. Ya no está en coma”, contó en su momento su portavoz, Sabine Kehm. Desde entonces, la familia Schumacher decidió mantener hermetismo en torno a su estado de salud hasta que este año un documental producido para Netflix prometió arrojar algo de claridad, aunque eso no sucedió o, al menos, no del todo.

Revelaciones sobre su accidente

La investigación demostró que el piloto alemán se había salido de la zona marcada del área de esquí y perdió el equilibrio antes de ver su cabeza golpear el borde de una roca. Aturdido pero consciente cuando llegaron los servicios de emergencia, Michael Schumacher fue trasladado en helicóptero al hospital de Grenoble, donde fue sometido a una primera operación por “traumatismo craneoencefálico con coma que requirió una intervención neuroquirúrgica inmediata”, antes de afirmar que el pronóstico vital del piloto era comprometido. Finalmente salió del coma en junio de 2014 antes de ser trasladado a Suiza, primero al hospital de Lausana y luego a su casa.

En el documental de Netflix, Olivier Fourcade, instructor de esquí en la estación de esquí Méribel asegura que Shumacher fue sorprendido por una piedra y lo desequilibró por completo. Pero según su versión fue fatal la cámara GoPro que el piloto llevaba colocada en el casco agravó más las lesiones. Se le enganchó primero al esquí y después el atravesó el casco.

Pacto de silencio

Con el pacto de silencio de la familia, hubo que apelar a las declaraciones de algunos allegados a su círculo íntimo para poder saber al menos pequeños datos que ayuden a deducir cómo se encuentra Schumacher en la actualidad. En septiembre 2016, el abogado de la familia, Felix Damm, reveló que el ex piloto no podía caminar y ese dato fue uno de los primeros que aportó algo nuevo desde su accidente.

Hubo que esperar casi dos años, para saber algo más. En agosto de 2018, un familiar que se mantuvo en el anonimato habló con la revista Paris Match: “Cuando lo pones en su silla de ruedas frente al hermoso panorama de las montañas que miran al lago, Michael a veces llora”. Luego fue el arzobispo Georg Ganswein, quien dio más detalles a la revista Bunte: “Me senté frente a él, lo toqué con ambas manos y lo miré. Su cara, como todos sabemos, es la típica cara de Michael Schumacher; sólo se ha vuelto un poco más rellena”.

En 2019, el germano que para entonces ya tenía 50 años llegó en una ambulancia al Hospital Georges-Pompidou. Allí, se supo después, fue atendido por Philippe Menasché, pionero de la terapia celular para curar la insuficiencia cardíaca.

Son muy pocas las personas que tienen acceso a Michael Schumacher y que conocen cuál es el verdadero estado de salud del expiloto de Fórmula 1. Una de esas personas es Jean Todt, presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA). Muy cercano a la familia Schumacher, Todt visita con cierta frecuencia a Michael, pero guarda silencio sobre su estado de salud.

“Puedo entender por qué su familia y amigos lo están protegiendo porque debemos dejarlo en paz. Michael está luchando y sólo podemos esperar que mejore”, defendió Todt en una conversación con un grupo de periodistas, a los que aseguró que la última vez que vio a Schumacher fue el pasado 18 de octubre.

“Gracias al trabajo de los médicos y a la ayuda de Corinna (Betsch), que quería que Michael sobreviviera, éste sobrevivió, pero con consecuencias y en este momento está luchando con estas consecuencias. Esperamos que las cosas mejoren lenta, pero inexorablemente”, comentó.

Estado vegetativo

Hace un año, unas declaraciones del neurólogo Erich Riederer al portal ‘TMC’ arrojaban algo más de luz sobre el estado de salud del Kaiser. El especialista afirmó que Michael se encuentra en estado vegetativo y que no se recuperará completamente.

“Creo que está en un estado vegetativo, lo que significa que está despierto pero no responde”, ha afirmado el neurólogo, que da nuevos detalles sobre la salud del heptacampeón del mundo: “Está respirando, su corazón late, probablemente pueda sentarse y dar pequeños pasos con ayuda, pero no más. Creo que eso es lo máximo para él. ¿Hay alguna posibilidad de verlo como era antes de su accidente? Realmente no lo creo”.

Su día a día

En el documental, estrenado por Netflix el pasado mes de septiembre se recogen emotivas declaraciones de su mujer y su hijo sobre como es su día a día, la actual situación y relación con Michael.

“Por supuesto que echo de menos a Michael cada día, pero no soy sólo yo la que lo echa de menos: los niños, la familia, su padre, todo el mundo que está cerca de él. Todo el mundo echa de menos a Michael, pero Michael está aquí. De manera diferente, pero está aquí y eso nos hace encontrar fuerza”, comparte Corinna en el documental.

“Estamos juntos. Vivimos juntos en casa, hacemos terapia. Hacemos todo lo posible para hacer que Michael mejore y asegurarnos de que está cómodo y simplemente de hacer que sienta que está con su familia y de continuar con nuestro vínculo. No importa lo que pase, haré todo lo que pueda. Todos lo vamos a hacer”, añade la mujer de Michael.

“Estamos intentando seguir como familia de la forma que a Michael le gustaría y quiere todavía y estamos siguiendo con nuestras vidas. La vida privada es la vida privada, eso ha dicho él siempre. Es muy importante para mí que pueda seguir disfrutando de su vida privada lo máximo posible. Michael siempre nos protegió, ahora le estamos protegiendo”, describe Corinna.

“Lo dejaría todo...”

Por su parte, Mick, ahora piloto de Fórmula 1, también admite que echa de menos poder mantener una relación padre-hijo normal y asegura que lo dejaría todo sólo por poder compartir con su padre todo lo que está viviendo ahora en su debut en la Fórmula 1.

“Desde el accidente estas experiencias, estos momentos que creo que mucha gente tiene con sus padres ya no están presentes, o lo están pero menos, y en mi opinión es algo injusto”, destaca el piloto de Haas.

“Creo que papá y yo, nos entenderíamos ahora de una forma diferente simplemente porque hablamos un idioma similar, el idioma del motor y tendríamos mucho de lo que hablar. Ahí está mi cabeza la mayoría de tiempo, pensando que eso sería tan guay. Lo dejaría todo sólo por eso”, relata Mick.

Su carrera

El heptacampeón, que hoy cumple 53 años, debutó en la F1 con el equipo Jordan en 1992, con el que solo disputó una carrera, y luego pasó a Benetton, donde logró sus dos primeras coronas mundiales, en 1994 y 1995.

Ferrari lo contrató en 1996 y su presencia obligó a cambiar prácticamente toda su estructura, hasta lograr un pentacampeonato consecutivo, entre 2000 y 2004. Estuvo allí hasta 2006. Volvió a la F1 con el equipo Mercedes, entre 2010 y 2012.

La llegada de Lewis Hamilton a esa escuadra lo dejó sin equipo y allí anunció su retirada. El británico igualó su marca de siete títulos mundiales y estuvo a punto de superarla en 2021. Al final perdió la corona con Max Verstappen en la última vuelta de la última carrera del año.