Deportes

¿Robo de Verstappen?: El audio de Abu Dabi que escandaliza a la Fórmula 1

Un usuario de Twitter saca a la luz un vídeo en el que se escucha como Red Bull da instrucciones al director de carrera para beneficiar al piloto neerlandés

Max Verstappen y Lewis Hamilton en el podio del GP de Abu Dhahi
Max Verstappen y Lewis Hamilton en el podio del GP de Abu Dhahi FOTO: AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Han pasado dos meses de aquel Gran Premio de Abu Dabi en el que Lewis Hamilton perdió el título en la última vuelta frente al neerlandés Max Verstappen, pero el culebrón sigue. La salida a la luz de una conversación entre Jonathan Wheatley, director deportivo de Red Bull, y Michael Masi, director de carrera de la FIA, durante el gran premio ha vuelto a encender la polémica.

El británico ya había exigido ha exigido una investigación formal sobre esa última vuelta del GP de Abu Dabi en ese agónico final que decidió el Mundial a favor de Max Verstappen y había amenazado incluso con su retirada si no se llevaba a cabo. Ahora, este nuevo vídeo parece confirmar las sospechas de Hamilton y ha puesto patas arriba la fórmula 1.

El audio ha sido publicado por el usuario de Twitter @F1_Jordan, quien se declara ferviente seguidor deHamilton y de Mercedes, y recoge las peticiones que le hizo Weatley a Masi antes del relanzamiento de la carrera, mientras el safety car estaba en pista tras el accidente de Nicholas Latifi, y la respuesta del australiano.

“Esto es impactante. Nuevas imágenes de @F1 GP de Abu Dabi que contienen un audio nunca antes escuchado. Masi esencialmente ejecutó las instrucciones de Jonathan Wheatley (Red Bull) sin pensarlo dos veces sobre su legalidad o equidad. Esto debería ser repugnante de escuchar para cualquier fan” escribió el usuario en su perfil oficial de Twitter. Un mensaje que ha escandalizado a la Fórmula 1.

Hay que recordar que Hamilton lideraba la carrera con una ventaja importante cuando Latifi estrelló su Williams obligando a la entrada del coche de seguridad. En ese momento, Vertsappen aprovechó para cambiar neumáticos y el británico se quedó en la pista.

Cuando salió el neerlandés, quedaron varios pilotos por delante de él y se debatía si el coche de seguridad seguiría hasta el final de la carrera o esta se relanzaría y, en este caso, en qué condiciones.

El director de carrera bajo sospecha

Lo que revela el audio es que Wheatley le indicó a Masi que lo mejor sería que los vehículos que se encontraban entre Hamilton y Verstappen (es decir, los que estaban en las peores colocaciones) pasaran al británico, mientras éste mantenía una velocidad baja, detrás del auto de seguridad. De esta forma, Verstappen podría recuperar el tiempo perdido en boxes, recortar distancias y quedar a tiro del entonces líder de la carrera justo para la última vuelta. Como finalmente sucedió.

Fue justo entonces cuando se produjo la conversación queque lo mejor sería que los vehículos que se encontraban entre Hamilton y Verstappen (es decir, los que estabanen las peores colocaciones) pasaran al británico, mientras éste mantenía una velocidad baja, detrás del auto de seguridad. “Obviamente no necesitas que estos autos doblados den toda la vuelta y alcancen al pelotón atrás”, le indicaba Wheatley a Masi a través de la radio, mientras el director de carrera de la FIA solo atinaba a decir “Entendido”. Al no escuchar respuestas, Wheatley insistió nuevamente con su postura: “Tienes que dejarlos. Tendremos la carrera en nuestras manos”.

La manera en la que este breve, pero contundente diálogo se realizó parece indicar que es el líder del equipo que finalmente fue campeón el que da las órdenes.

El audio refleja lo que ocurrió

Finalmente, lo que recoge el audio, fue exactamente eso lo que ocurrió. Hamilton y Verstappen disputaron una última vuelta a toda velocidad que inició con el neerlandés apenas por detrás del británico, cuando con la carrera neutralizada, había entre ambos una diferencia de 14 segundos. Con neumáticos de compuesto duro recién puestos, el joven piloto atacó a todo o nada en el giro final. En una de las curvas, logró adelantar al líder y se escapó hacia la meta para alzarse con la gloria.

Desde Mercedes ya se trato de llegar a un acuerdo con la FIA para no emprender acciones legales a cambio del despido de Michael Masi, director de carrera y seguridad y Nicholas Tombazis, el responsable técnico. El órgano rector de la F1 anunció el pasado 15 de diciembre que estaba iniciando un “ejercicio de análisis y aclaración” de lo sucedido en la última carrera, con el objetivo de sacar conclusiones de cara a 2022. Los comisarios presentaron su informe en la semana posterior a la carrera decisiva del título y el pasado mes de enero comenzó la investigación formal. A la espera de la resolución de la FIA, el título de Verstappen vuelve a estar entredicho.