Deportes

Aston Martin baja a Fernando Alonso de la nube con un contundente aviso

Desde la escudería quieren bajar las expectativas del piloto asturiano que se muestra esperanzado con su nuevo AMR23: “Costará años...”

Fernando Alonso
Fernando Alonso FOTO: AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Las escuderías ultiman sus coches para un campeonato que promete emoción. El curso 2023 de Fórmula 1 empezará el 5 de marzo, en Baréin. Empezará muy pronto, 15 días antes de lo que arrancó la temporada 2022, y de hecho será el mundial que antes empiece en más de 20 años, desde el curso de 2002, que arrancó en Australia un 3 de marzo. Es un campeonato especial para Alonso tras una temporada marcada por abandonos y fallos que lastraron su clasificación.

El piloto da así por cerrada una etapa más que convulsa en Alpine y desde su nueva escudería no escatiman en gastos ni en trabajo para dar o mejor al asturiano.

La escudería trabaja en una revolución para 2023 y dentro de pocos meses inaugurará la que, en palabras de Mike Krack, va a ser la mejor fábrica de la Fórmula-1. Pero además, como ocurre cada vez que el asturiano ficha por una nueva escudería, el equipo de ingenieros ya se ha puesto manos a la obra para ofrecerle un coche ganador. Lawrence Stroll, que lleva cientos de millones invertidos en la escudería, y el personal técnico que está desarrollando un coche que aseguran sorprenderá a sus rivales.

Una revolución con el AMR23

“Gran parte del AMR23 es nuevo, es completamente diferente del AMR22. Hemos cambiado más del 90 por ciento de las piezas y el 95% de las superficies aerodinámicas”, afirma Eric Blandin, director técnico de la escudería. “Ya llevamos muchas actualizaciones al AMR22 y el progreso que hicimos confirmó que estamos en la trayectoria correcta con el AMR23 que se basa en lo que aprendimos con el coche de la pasada temporada. Queremos dar un gran paso adelante con el AMR23″.

Aston Martin sufrió un duro golpe cuando la FIA prohibió su innovador alerón trasero pero aseguran haber implementado algunas innovaciones inteligentes en el nuevo AMR23. Igual que para Alonso, para Blandin el primer objetivo es la fiabilidad y por ello aseguran que la información que el piloto les ha facilitado de su paso por Alpine y los problemas sufridos la pasada temporada han sido de gran utilidad para los ingenieros que trabajan en el nuevo coche.

Sin embargo, a pesar de la gran expectación generada con “La Misión” de Fernando Alonso en Aston Martin, desde la escudería no han dudado en bajarle los humos y lanzarle un serio aviso para que tenga los pies en la tierra.

Objetivos menores

En Aston Martin son claros: “Se espera un paso adelante pero no tan largo como para luchar por el título a corto plazo”.

“Hay un fuerte sentimiento, una creencia, de que estamos en el camino correcto”, apunta el subdirector técnico de Aston Martin, Eric Blandin. “Costará algunos años convertirnos en contendientes al campeonato, pero pronto tendremos todo lo que necesitamos para tener éxito”, subraya.

Ahora Alonso depende de cuántos años sean. Por ahora se ha propuesto aguantar tres años más y necesitaría un cuarto para llegar al cambio de reglamento de 2026 que pueda volver a agitar el tablero. Hasta entonces los objetivos -según apuntan desde la escudería- tendrán que ser menos ambiciosos.