MENÚ
domingo 23 septiembre 2018
15:25
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

La F-1 se queda sin Alonso

El piloto español y la escudería McLaren acaban de confirmar que el asturiano no disputará el mundial de Formula 1 la próxima temporada.

  • Fernando Alonso afronta en los últimos meses sus últimas carreras en el Mundial de F-1
    Fernando Alonso afronta en los últimos meses sus últimas carreras en el Mundial de F-1

Tiempo de lectura 4 min.

15 de agosto de 2018. 02:37h

Comentada
Fran Castro 14/8/2018

ETIQUETAS

Y el día llegó. Después de 18 años en la Fórmula Uno Fernando Alonso anunció que en 2019 ya no será piloto de F-1. Lo hizo a través de un emotivo vídeo grabado en el museo que lleva su nombre y en el que repasa sus sensaciones a lo largo de todo este tiempo. Recuerda sus mejores momentos, los peores y todo junto a los coches con los que logró sus mayores éxitos, desde el pequeño kart en el que descubrió la velocidad, hasta algunos de los últimos monoplazas con los que ha disputado el Mundial.

Con el adiós de Alonso se va uno de los mejores pilotos de la historia reciente. No tanto por sus número como por su capacidad para trasmitir al aficionado toda su fuerza cuando luchaba al volante de coches con los que brilló: Minardi, Renault, McLaren y Ferrari. Cada uno a su manera, sorprendiendo con el equipo que le dio la primera oportunidad, ganando dos títulos con el inolvidable Renault de color azul, levantando a todo un país para ver sus luchas con Hamilton cuando ambos compartían el box de McLaren en 2007 o cuando peleaba con un Ferrari para cumplir su sueño de vestir de rojo. Con Alonso los aficionados a la F-1, los de antes y los de ahora, han crecido para conocer un deporte apasionante en el que no sólo cuenta la destreza, sino también, como la vida misma, otros muchos factores. Sólo hay sitio para 21 pilotos en todo el mundo y el asturiano ha sido uno de ellos durante 17 temporadas, sin tener en cuenta el año en el que estuvo como piloto titular en 2002.

Alonso ha demostrado ser un piloto de raza, rápido en cualquier circuito y bajo cualquier circunstancia. Valiente. Frío. Caliente en muchas ocasiones. Templado en otras. La emoción siempre le acompañaba cuando tenía entre sus manos un coche a altura de los mejores. Aunque no necesariamente debía ser la mejor máquina.

El asturiano ha «destrozado» a todos sus compañeros de equipo excepto a Lewis Hamilton, con el que en 2007 empató a puntos en una campaña para olvidar. Un año mágico para muchos, pero unos días que, sin saberlo, influyeron en el futuro de Alonso en la Formula Uno. Aquella decisión de abandonar McLaren para no compartir escudería con Hamilton y la teórica preferencia que la estructura inglesa había mostrado por su compatriota quizá le cerraron puertas. Tampoco le ayudaron sus declaraciones y críticas al rendimiento de sus propios equipos. A veces constructivas, otras no tanto. Incluso, para motivar a sus mecánicos e ingenieros. En Renault ganó dos títulos; en McLaren rozó una gloria que tenía ganada de no ser por el patriotismo mal entendido de Ron Dennis; en Ferrari vivió momentos muy grandes, pero también muy tensos, y su apuesta final con tintes nostálgicos para repetir la historia del más grande, Ayrton Senna, en McLaren y con motores Honda fracasó.

Alonso se fue cerrando puertas por su particular forma de competir, dentro y fuera de la pista, y pesar de ser el mejor junto a Hamilton y Vettel, su único sitio estaba en una McLaren decadente, que tardará años en salir del atolladero en el que se encuentra. El asturiano no quiere esperar más y después de probar otras categorías como las 500 Millas de Indianapolis y las 24 horas de Le Mans, decidió que su momento en la F-1 ya pasó. Para comunicar su decisión eligió un día 14, un número importante para el español y que le ha acompañado en los últimos años como dorsal fijo. Un día 14 también ganó su primer mundial de karting. Lo peor es que ayer se cumplieron 30 años de la muerte de Enzo Ferrari, una figura importantísima en la F-1.

El propio Alonso se expresaba así tras anunciar su decisión: «Después de 17 fantásticos años en este gran deporte, ha llegado el momento de realizar un cambio. He disfrutado de cada minuto de esas increíbles temporadas y no tengo palabras para agradecer a la gente que ha contribuido a que sea tan especial. Vamos a ver qué nos depara el futuro; hay nuevos retos ilusionantes a la vuelta de la esquina. Estoy en uno de los momentos más felices de mi vida, pero tengo que seguir explorando nuevas aventuras. Quiero darle las gracias a todo el mundo en McLaren. Mi corazón está con el equipo para siempre. Sé que van a ser mejores y más fuertes en el futuro y ese podría ser el momento correcto para mí para volver al campeonato; eso me haría muy feliz», terminó el asturiano.

Las puertas siguen abiertas y no sería el primero que se va de la F-1 y regresa años más tarde. Ya lo hicieron Prost, Lauda, Mansell, Raikkonen, Schumacher... y alguno incluso ganó un título. Ayer Alonso estaba tranquilo. Estaba en el sitio donde más le gusta estar, en su museo. En la pista que lleva su nombre. Otros retos le esperan. Estados Unidos y continuar la temporada en el mundial de resistencia son sus objetivos. En McLaren, Carlos Sainz le sustituirá para correr junto al novato Lando Norris.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs