«Schumi» empieza a despertar

Los médicos, que trabajan sobre la base de que ha sufrido daños irreparables, le están rebajando la sedación para sacarle del coma

Comienza el proceso de "despertar"a Schumacher.
Comienza el proceso de "despertar"a Schumacher.

Más de un mes después de que Michael Schumacher sufriera un gravísimo accidente esquiando, que le dejó en coma inducido en un hospital de Grenoble, su portavoz, Sabine Kehm, ha confirmado que el equipo médico que lo atiende había empezado ya el proceso de reducir poco a poco la sedación a la que está sometido. «Los sedantes administrados a Michael se han reducido desde hace poco para emprender el proceso de despertarle, que podría durar mucho tiempo», indicó Sabine Kehm. «No daremos ningún dato sobre las etapas intermedias», añadió Kehm, exigiendo que nadie haga público nada que no proceda de los médicos que cuidan al siete veces campeón del mundo.

El silencio ha sido la nota dominante durante este tiempo, pero todo apunta a que los médicos trabajan con el hecho de que Schumacher sufre daños irreparables. Ayer, el diario francés «L'Equipe», citando fuentes internas del hospital, publicó la noticia que poco después ratificaba la portavoz y señaló que los médicos habían confirmado que «Schumi» empezaba a enviar señales positivas.

El actual estado del heptacampeón es estable y no está en situación crítica, según las palabras de Kehm, lo que hace suponer que su vida ya no corre peligro. Su mujer no se ha separado de él desde entonces, aunque sus hijos han vuelto a sus clases en un colegio suizo, país de residencia de la familia.

Mientras, amigos como Jean Todt (presidente de la FIA) y el prestigioso cirujano Gerard Sallient (médico que dirigió junto a los galenos de Grenoble las primeras atenciones) han visitado al piloto varias veces. También Bernie Ecclestone ha estado en el centro francés.

La investigación sobre las circunstancias del accidente continúa. Todo parece indicar que el piloto se lanzó de forma deliberada por una zona no balizada del trazado, según se desprende de la grabación de la cámara que el ex piloto portaba en su casco.

Sus colegas le están dando constantes muestras de apoyo en los primeros entrenamientos de la pretemporada. El equipo Mercedes, el último al que perteneció Schumacher, pedía al alemán que siguiera luchando, mientras que en Ferrari no falta el «Forza Michael» en ningún momento, ya sea en la pizarra de boxes o en otras ubicaciones.

Su compatriota Sebastian Vettel afirmó hace unos días que sigue impactado con la noticia del accidente, y otros, como Fernando Alonso, Button, Hamilton y Raikkonen, han vuelto a manifestar su apoyo al piloto más laureado de la historia de la F-1.