Deportes

“Oa, oa, oa, el Buitre a la Moncloa”: 35 años de su hazaña en Querétaro

Tal día como hoy, el ex jugador del Real Madrid marcó cuatro goles a Dinamarca en los octavos de final del Mundial de México 86.

La mágica noche de Butragueño en Querátaro
La mágica noche de Butragueño en Querátaro FOTO: Archivo La Razon

El 18 de junio de 1986 es recordado, incluso hoy 35 años después, por muchos españoles como la noche mágica en que Butragueño metió 4 goles a Dinamarca en los octavos de final del Mundial de México.

En el cruce de octavos España tenía como rival a Dinamarca, la selección más en forma del torneo tras machacar en una primera fase fabulosa en la que ganó sus tres partidos anotando 9 goles y encajando sólo 1. Los Lerby, Elkjaer-Larsen , Michael Laudrup y compañía encandilaron con su fútbol hasta que un liviano chaval de 22 años, estrella emergente del Real Madrid que apenas levanta 170 centímetros del suelo, se cruzó en su camino.

El héroe de España

El equipo de Miguel Muñoz venció en Querétaro por cinco goles a uno a Dinamarca, con un inolvidable recital de Butragueño, que contribuyó con cuatro tantos a lograr el pase a cuartos de final de México 86. Su popularidad alcanzó niveles extraordinarios y la fuente de Cibeles se llenó de gente por primera vez para celebrar una victoria futbolística. A sólo cuatro días de las elecciones en España, dos cánticos sonaron con estruendo esa noche: “¡Oa, oa, oa, el Buitre a La Moncloa” y “¡Se siente, se siente, el Buitre presidente!”.

En sus más de ocho años de presencia ininterrumpida en la Selección jugó dos mundiales, el de México e Italia, y una Eurocopa, la del 88. Y de todas sus actuaciones sigue siendo inolvidable, la que tuvo como escenario la ciudad mexicana de Querétaro.

Para los españoles Querétaro trae grandes recuerdos, los de una victoria brillante en el estadio Corregidora ante los daneses y con Emilio Butragueño en la cúspide de su carrera.

Fue un 18 de junio de 1986. Tarde calurosa en México y ya noche en España.

Los daneses llegaban a ese duelo de octavos de final de Copa del Mundo como favoritos para el partido. Sus tres primeros encuentros en México 86 fueron contundentes victorias sobre Uruguay (6-1), Escocia (1-0) y Alemania (2-0), pero el Buitre no se dejó intimidar y firmó una hazaña histórica.

Una noche que aún ahora, 35 años después, muy pocos olvidan. “Fue un día de suerte, yo siempre lo he dicho, no cualquier día se anotan cuatro goles en una Copa del Mundo, además Dinamarca era uno de los candidatos para ganar la Copa del Mundo (…) hoy en día cuando voy a un café en España todavía hay quien me dice ‘lo recuerdo por aquel partido en Querétaro’”, ha confesado en alguna ocasión Emilio Butragueño.