Deportes

Veto a España: Futbolistas que se negaron a jugar con la selección

El desprecio a “La Roja”, demostrado estos días por un monitor de la CUP que prohibió a un niño vestir la camiseta del combinado nacional, viene de lejos y en algunas ocasiones ha logrado dar el salto de la política al césped

Futbolistas que dijeron "no" a la selección
Futbolistas que dijeron "no" a la selecciónArchivoLa Razon

El desprecio a la Selección Española por parte del independentismo no es algo nuevo. Esta semana ha vuelto a ser noticia esta vieja animadversión por la polémica suscitada por un monitor de la CUP que “avisó” a un niño que de campamentos no podía ir vestido con el uniforme de la selección. La intolerancia y el odio hacia lo que consideran el “buque insignia” del sentimiento español forma parte de la historia del fútbol y uno de sus ejemplos más recientes lo hemos tenido en la renuncia de Bilbao a acoger la Eurocopa manteniendo un veto al combinado nacional que ya dura 53 años. Las instituciones se escondieron en la pandemia de coronavirus pero, lo cierto, es que la izquierda abertzale había venido realizando duras campañas en contra de esta competición.

Hemos visto como a lo largo de los años tanto en Cataluña como en el País Vasco se prohibía la instalación de pantallas para ver un mundial o se menospreciaba a la selección en los medios de comunicación: el último caso el de TV3 que ofrece la Copa América al completo pero reniega del paso de España por la Eurocopa.

Pero este “odio” hacia todo lo que huela a España no se queda solo en las instituciones y la política y en algunas ocasiones ha dado el salto al césped.

Estos son algunos de los futbolista que se han negado a jugar con la Selección Española:

Kortabarría, el pionero

Jugaba de defensa central y fue capitán de la Real Sociedad en la década de 1970 y principios de los años 1980.

El 5 de diciembre de 1976, en plena Transición, dos jugadores de Athletic Club y Real Sociedad salieron al campo portando la bandera de Euskadi, la ikurriña, un gesto simbólico con una importancia que traspasó los muros del fútbol. Uno de ellos era Inaxio Kortabarria, el primer futbolista en decir ‘No’ a vestir la camiseta de la selección española. El otro era, el mítico portero José Ángel Iribar.

Inaxio disputó cuatro partidos con España pero en 1977 decidió renunciar al combinado nacional por cuestiones ideológicas, convirtiéndose de esta forma en el primer futbolista que daba calabazas a la selección por este motivo.

Mikel Aramburu y su “no” al Mundial Sub-20

El centrocampista de la Real Sociedad destacó desde muy joven en la cantera pero nunca fue internacional. Iñaki Saez lo citó en dos ocasiones para ir con la selección Sub-20 que ganaría el Mundial de Nigeria en 1999, pero no fue alegando estar enfermo o lesionado.

Más tarde en el libro “La Patria del Gol” de Daniel Gómez Aramburu reconoció: “Si la Selección Española me llamase no iría. Un jugador vasco quiere jugar con su selección que es la que siente y con la que se identifica. No hay que mezclar deporte y política pero no pueden obligarme a jugar con España, una selección que no puedo sentir”

Nacho, el gallego que renunció a una Eurocopa

Nacho salió de la cantera del Real Club Celta, club con el que ascendió a Primera en la 86-87, manteniéndose en el conjunto olívico seis temporadas. Fuera de las alineaciones de Txetxu Rojo y acabado su contrato, fue fichado por la Sociedad Deportiva Compostela en la 92-93, donde jugaría las siguientes nueve temporadas, viviendo la etapa de oro del conjunto santiagués con ascenso a Primera incluido.

Su nombre comenzó a sonar con fuerza en el entorno de la Federación Española de Fútbol. El seleccionador por aquel entonces, Javier Clemente, se refirió a él en una rueda de prensa un 15 de noviembre de 1995, señalado al lateral del Compos como un futurible para la lista de la Eurocopa de Inglaterra del siguiente verano. Es más, Clemente afirmó que lo convocaría para el siguiente partido amistoso. Se iba a convertir en el primer jugador del Compostela en jugar con España.

Cuando a Nacho le avisaron de las palabras de Clemente la respuesta del lateral asombró a todos: “Ni me interesa ni me apetece. Creo que hay gente en este Estado español que lo puede hacer muy bien y que se identifica con la selección española, lo que me parece fenomenal. Desde luego, mi ambición no es esa. Prefiero estar así, me encuentro más a gusto”.

Oleguer Presas, el caso más mediático

Gramenet, Barcelona y Ajax de Ámsterdam fueron los clubes por los que pasó Oleguer Presas. El catalán llegó a rozar la gloria en el mundo del fútbol al ganar la Champions League con El FC Barcelona, pero si por algo es reconocido el ya exjugador es por sus convicciones políticas y por su “NO” rotundo a jugar con el combinado nacional.

El central recibió la llamada de Luis Aragonés para formar parte de la selección española de fútbol. Sin embargo, fiel a sus convicciones políticas decidió rechazar la posibilidad aunque sí acudió a una jornada de convivencia en Madrid. “Me genera rechazo y aversión lo que representa”, llegó a decir. La elástica que si vistió fue la de la selección de Cataluña y celebró la Champions en 2006 con la estelada.

Tras abandonar el fútbol, Oleguer Presas integró la lista de la CUP en las elecciones a la Generalitat en 2012. Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de Barcelona, también formó parte de las listas a las elecciones de 2015, aunque por el partido Crida per Sabadell.