Deportes

Escándalo en la Libertadores: gases lacrimógenos en el vestuario y ocho de Boca detenidos

El presidente de Atlético Mineiro lanzó una botella a los futbolistas argentinos

Boca Juniors se enfrentó a la Policía brasileña en el túnel de vestuarios.
Boca Juniors se enfrentó a la Policía brasileña en el túnel de vestuarios.Captura TV

El partido de vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores que enfrentó en el estadio Mineirão de Belo Horizonte (Brasil) a Atlético Mineiro y Boca Juniors terminó en una batalla campal en los vestuarios que se saldó con ocho componentes de la expedición argentina, entre ellos cinco futbolistas, detenidos. El origen del enfrentamiento fue un gol anulado por el VAR a Boca y que los integrantes del equipo argentino consideraban legal. Boca también se quejó en el encuentro de ida de un gol anulado por el VAR y que los xeneizes entendían que era un tanto legal.

Atlético Mineiro venció por 1-0 y la eliminatoria se resolvió en los penaltis, donde los brasileños se impusieron por 3-1. La eliminación no fue bien asumida por Boca, que se dirigieron al vestuario del árbitro uruguayo Esteban Ostojich para recriminarle su decisión. Los argentinos fueron frenados por la policía brasileña y por agentes de seguridad de Atlético Mineiro y en el túnel de vestuarios se desató una batalla campal.

Miembros de la expedición de Boca, entre ellos un gran número de jugadores, lanzaron vallas y todo tipo de objetos que encontraron a su paso contra los agentes brasileños, que respondieron lanzando gases lacrimógenos contra los argentinos. Los puñetazos volaban y en medio del caos, el presidente de Atlético Mineiro, Sérgio Coelho, lanzó una botella de agua contra los futbolistas de Boca, lo que calentó todavía más a los argentinos.

Los incidentes terminaron con el autobús de Boca aparcado frente a una comisaría de Belo Horizonte y con ocho detenidos. Según diversas informaciones, esas ocho personas son el portero suplente Javier García, el peruano Carlos Zambrano, el capitán Carlos Izquierdoz, el veterano defensa Marcos Rojo, el colombiano Sebastián Villa, el entrenador de porteros Fernando Gayoso, el ayudante técnico Leandro Somoza y el directivo Raúl Cascini. Se les acusa de daño contra el patrimonio, agresión y lesiones.