Deportes

Fibra de carbono y 3D: así se fabrican las impresionantes máscaras de los futbolistas

Descubre cómo es la tecnología empleada en este tipo de productos usados por los deportistas de élite.

Así se fabrican las máscaras de los deportistas
Así se fabrican las máscaras de los deportistas@PodoactivaLa Razón

El delantero del Real Madrid, Mariano Díaz, sorprendió ayer en los entrenamientos con una aparatosa máscara tras su fractura nasal y podría jugar así el encuentro ante el Granada. Otros muchos ya la lucieron antes pero ¿Sabes como se realizan?

Gracias a las nuevas tecnologías, en los últimos años se ha producido una importante evolución tanto en la forma de tomar el molde como en el diseño y la fabricación de las máscaras de protección facial personalizadas.

Este tipo de protecciones se usan principalmente en el deporte (fútbol, baloncesto…) para poder volver a la práctica deportiva después de haber sufrido alguna lesión en la cara.

De la escayola al 3D

Tradicionalmente, estas máscaras de protección a medida se han realizado haciendo un molde de escayola de la cara del jugador. Esta práctica tiene bastantes inconvenientes. Por un lado, es necesario realizar un contacto físico para la adaptación del molde con una zona (por ejemplo la nariz), que acaba de sufrir una fractura, con las consiguientes molestias para el paciente.

Además, la precisión de la adaptación con este tipo de molde es bastante baja ya que la propia lesión no permite poder realizar la presión suficiente en la cara del paciente para que el molde quede totalmente adaptado. Una vez sacado ese molde, el proceso de fabricación era adaptar un material termodeformable contra el mismo. Se han usado distintos materiales como el polipropileno, la fibra de carbono, etc.

Las máscaras realizadas mediante este sistema tradicional habitualmente no han tenido mucha aceptación por parte de los jugadores ya que no les resultaban cómodas, y además perdían mucho ángulo de visión.

La revolución de “Younext”

La empresa española Podoactiva, a través de su empresa filial dedicada a la biotecnología aplicada ‘Younext’, creaba en 2016 una máscara facial personalizada protectora, impresa en 3D, para el futbolista uruguayo Sebastián Soria, del Al-Rayyan Sports Club, uno de los equipos de referencia de la liga catarí. Soria solicitó la máscara tras fracturarse la nariz y, por primera vez, Younext realizó la protección mediante la técnica de la fotogrametría.

Proceso de fabricación
Proceso de fabricación FOTO: Younext La Razon

Posteriormente, muchos jugadores han llevado estas máscaras como Sergio Ramos, Mario Mandzukic o Godín, pero ¿Cómo se fabrican?

Según se especifica en la web de Younext, los especialistas de la empresa Podoactiva parten del escaneo de la cara del jugador en 3D, para lo cual utilizaron un desarrollo propio a partir de tecnología Kinect de Microsoft.

Posteriormente, se diseña y calcula la geometría que tendría la protección en el departamento de Ingeniería (ubicado en la sede central de Podoactiva en el Parque Tecnológico Walqa) para que, en caso de impacto, la nariz quedara protegida y la pieza se adaptara a la perfección a la cara del jugador, sin afectar al ángulo de visión, que no se ve reducido.

Materiales de la protección facial
Materiales de la protección facial FOTO: younext.es La Razón

La ventaja de utilizar tecnología de escaneo 3D en vez de un molde físico de escayola permite una total adaptación de la pieza al rostro del futbolista, reduciendo al mínimo el tiempo de adaptación al protector.

Tras el escaneado en 3D del rostro del futbolista y el diseño utilizando software desarrollado por Podoactiva, la pieza es fabricada mediante impresión 3D de alta gama. La fabricación se realiza aplicando materiales utilizados en la industria aeronáutica como la fibra de carbono, un material con alta capacidad para la absorción de impactos.

Ligera y resistente

Este material, habitualmente utilizado en la industria aeronáutica -una de las más exigentes en lo que a materiales se refiere-, aporta una gran resistencia y ligereza a la máscara: menos de 60 gramos.

Además, la máscara, cuyo precio ronda los 300 euros incorpora un material especial en su cara interna que permite absorber gran parte del impacto.

El acabado final es 100% personalizado, al gusto del jugador. Por ejemplo, Sergio Ramos decidió incluir la frase “Trabaja duro, piensa en grande” y Godín optó por incluir las banderas del Atlético de Madrid y de Uruguay.