Deportes

Estafa millonaria a Messi: 30 millones por un hotel sin licencia y pendiente de demolición

El crack argentino adquirió el Hotel MiM Sitges en 2017 sin saber que no tenía licencia y que presenta irregularidades en toda su plantas

Messi y el engaño del hotel de Sitges
Messi y el engaño del hotel de Sitges FOTO: Archivo La Razon

El lujoso hotel Mim Sitges que Lionel Messi adquirió en 2017, y que está ubicado en el sur de Barcelona, será demolido tras la sentencia de un tribunal y  ya se habla de una estafa millonaria al argentino. Cuando la adquirió, el delantero del PSG no estaba al tanto de que violaba el código de planeamiento urbano, lo que demandaría su demolición.

El empresario Francisco Sánchez Rodríguez le vendió el 5 de mayo de 2017 el hotel al argentino por más de 30 millones de euros y ahora deberá ser demolido por orden judicial. el empresario Francisco Sánchez le vendió el 5 de mayo de 2017 la propiedad por más de 30 millones de euros. En el contrato habría un apartado en el que Sánchez asegura que no existía ningún expediente urbanístico contra el inmueble.

Ahora, el inmueble -enmarañado durante años en una batalla legal- cuenta con un dictamen firme de demolición que acarrea duras consecuencias económicas para Messi.

La presunta estafa comenzó durante el 2009. Por entonces, el empresario Sánchez Rodríguez le solicitó al Ayuntamiento de Sitges una licencia de obras para construir el hotel. El 6 de octubre del mismo año, se la otorgaron. Sin embargo, sus obras -que arrancaron a inicios de 2011 y culminaron en 2013- no respetaron los límites cedidos por el Ayuntamiento.

Incumple la normativa urbanística

El problema principal está en los balcones, que fueron construidos desde el inicio y sobresalen dos metros de la fachada. Es la causal que rompe con la normativa urbanística. Como no tuvo permiso para hacerlo, dos años después, el empresario aportó los planos para tratar de legalizarlos. Pero ya era tarde: había que demolerlos.

El problema, en apariencia era menor: eliminar los balcones. Pero no. La estructura de los balcones de la fachada está enraizada en la construcción general del edificio y para eliminarlos hay que derribar el hotel entero.

El tema entre el empresario y la justicia catalana viene de lejos pero se oculta en la venta de la propiedad a Messi

El hotel catalán de Messi se llama actualmente MiM Sitges, fue construido durante el 2013 y lo gestiona la cadena Majestic. Está ubicado sobre la avenida Sofía de Sitges, a unos 50 metros de la playa. Se trata de un hotel cuatro estrellas. Dispone de 77 habitaciones y suites. Además, cuenta con piscina y gimnasio. Según su propia página web, el precio por fin de semana varía entre los 105 y los 216 euros por noche para dos personas con un régimen solo de alojamiento.

Los abogados de Messi trabajan ya en una contraofensiva.

Cuatro hoteles de lujo

El astro argentino cuenta en su imperio hotelero con cuatro establecimiento de lujo. Messi compró el hotel de Ibiza en 2018. El complejo que era llamado Es Vivé se halla a metros de la playa y el mar Mediterráneo. El mismo cuenta con 52 habitaciones que rondan entre los 225 (227) y 526 euros (647 dólares) por noche. La más cara es la suite presidencial. Además, cuenta con una moderna decoración, spa y gimnasio, entre otras comodidades. En 2020 adquirió el Fona Mallorca, ubicado en la localidad de S’Illot y a 50 metros de la playa de Sa Coma. El mismo cuenta con 98 habitaciones, spa, gimnasio, dos piscinas y un bar-restaurante de comida mediterránea con vistas al mar.

La última incorporación hotelera a la cadena propiedad del astro de FC Barcelona Leo Messi se encuentra en Baqueira Beret, en Val d’Aran, en Lleida, y es una apuesta destinada a la temporada de invierno 2020-2021 y contará con la categoría de cuatro estrellas superior. El Hotel MIM Baqueira abrió sus puertas el 4 de diciembre. En este singular hotel también destaca el SPA, que cuenta con un completo circuito de hidroterapia, piscina cubierta, jacuzzi exterior climatizado y una variada carta de tratamientos creados con firmas veganas, orgánicas y naturales.

En total, la cadena de hoteles de Messi está conformado por cuatro hoteles, sumado uno ubicado en Sitges, Barcelona, que le costó cerca de 30 millones de euros en 2017.