Deportes

Neymar y Leonardo, en la picota: “¿Cómo se puede aceptar esto en el PSG?”

Neymar vuelve a estar en el ojo del huracán después de sus polémicas vacaciones con muletas, póker y modelos. Ahora, Rothen -ex del PSG- carga contra el jugador y contra el club

Neymar, durante estas Navidades en Brasil
Neymar, durante estas Navidades en Brasil FOTO: Instagram La Razon

Estamos, sin lugar a dudas, ante una de las peores temporadas de Neymar Jr.  No solo por las lesiones sino también por su actitud y por el nivel demostrado cuando ha estado disponible para Mauricio Pochettino.

El brasileño ha pasado a un tercer plano por detrás de Leo Messi y Kylian Mbappé y le llueven las críticas en París. Ahora, sus polémicas vacaciones de Navidad con muletas, póker y rodeado de modelos han vuelto a colocarlo en el ojo del huracán. El brasileño está recuperándose de una lesión que sufrió el pasado mes de noviembre y, no ha regresado a París como han hecho el resto de sus compañeros. Su vuelta está programada para el 9 de enero y hasta entonces seguirá en Brasil pasando unos días, con permiso del PSG. Esta no es la primera vez que el exjugador del Barcelona aprovecha para pasar unos días más en su tierra natal y más de uno empieza a perder la paciencia.

La crítica más dura ha llegado por parte de un exfutbolista del PSG Jérôme Rothen, que siempre habla claro. “¿Cómo podemos aceptar eso de un jugador, que todavía no ha jugado el 50% de los partidos desde el inicio de la temporada y que tiene, en comparación con otros años, una proporción de goles y asistencias por debajo?. Es menos eficiente. Envejece, gana kilos sin parar, no tiene la forma adecuada de vida. Cuando pasas los 30, la recuperación no va tan bien como a los 25 y cuando haces tonterías te pones en riesgo en todo”, apunta Rothen sobre la situación de Neymar.

Leonardo, el culpable

Una situación inaceptable de la que Rothen culpa al director deportivo, Leonardo. “Es inaceptable por parte del club, y vuelvo a culpar al director deportivo porque maneja la dirección deportiva. Es él quien decide todo. Es él quien da el visto bueno a Neymar para quedarse hasta el 9 de enero y hacerse tratamiento en Brasil. Pero ¿dónde estamos? ¡Es increíble!”.

“Eres el director deportivo de uno de los clubes más grandes de Europa y quieres ganar la Champions. Eso nunca pasa en otros campeonatos. Nunca uno de tus jugadores insignia es tratado en el extranjero y menos en su país. Neymar está de vacaciones en su país, y esto hace que la imagen del PSG sufra todavía más, a través de las gilipolleces que sube en sus redes sociales, el póker, las fiestas... Ahora nos va a hacer vídeos levantando pesas para decir que se está preparando para volver en su apogeo en febrero”, sentenció.

Una polémica que viene de lejos

Sin embargo las críticas al brasileño no son algo nuevo. Neymar está muy lejos de su mejor estado de forma y hay un malestar creciente desde hace meses en las altas esferas del club parisino por las sospechas de que Neymar no está llevando una vida privada demasiado ejemplar. El brasileño llegó tarde a la pretemporada de los parisinos debido a la Copa América, ahora está lesionado y, hasta la fecha, no ha tenido una gran actuación en lo que llevamos de curso. Regresó de sus vacaciones fuera de forma y más rebelde de lo habitual, lo que unido a los constantes rumores sobre sus salidas nocturnas han encendido todas las alarmas. La preocupación es tal que, según informaban desde Francia el propio Mauricio Pochettino se vio obligado a hacer indagaciones sobre estos rumores en el vestuario.

Tras la derrota ante el Rennes el pasado mes de octubre también se convirtió en el centro de la críticas. El exjugador del equipo galo Edouard Cissé hablaba sin tapujos sobre la situación que vive el club desde la llegada de su ‘10′ y cargaba con dureza contra el brasileño. “En París le dieron las llaves y le dejaron hacer lo que quisiera. En un momento se perdió. Es un gran jugador, nada que decir, pero se ha convertido en un mocoso mimado y obliga a todo”, apuntó el exfutbolista.

En el club también se cuestionó que el brasileño dejara de trabajar una vez terminaban los partidos y los entrenamientos, y achacaron muchas de sus lesiones a las fiestas que disfruta en su tiempo libre. “La fiesta es una oportunidad para relajarse, para disfrutar (...). Es algo a lo que nunca renunciaré”, alegó el ‘10′.

El brasileño acaba contrato con el PSG en 2025 y, todo parece indicar, que en París ya no están dispuestos a pasarle ni una.