Deportes

El alucinante negocio de Luis Figo en África y sus millonarios beneficios

Tras finalizar su etapa como futbolista, el exjugador del Real Madrid se convirtió en el principal accionista de una empresa minera que se dedica la explotación de oro entre otros metales

Luis Figo
Luis Figo FOTO: Dean Mouhtaropoulous / POOL EFE

Luis Figo, además de un gran futbolista, que ha amasado una gran fortuna a lo largo de su carrera tiene buen ojo con los negocios. El deportista ha logrado multiplicar su fortuna gracias un proyectos que pocos aficionados conocen al negocio minero, en el que comenzó a invertir tras colgar sus botas.

Luís Figo, ex delantero del FC Barcelona y Real Madrid y elegido el mejor jugador del mundo –tanto por la revista France Football, que le concedió el Balón de Oro en el 2000, como por la FIFA, un año después– ha sabido reinventarse después del fútbol. El portugués sigue vinculado al mundo del fútbol como consejero de la UEFA y con su plataforma digital Dream Football, una aplicación para reclutar jugadores infantiles y juveniles para la cantera de los clubes que aceptan sus servicios. También probó suerte en el el mercado inmobiliario pero sin duda su proyecto más sorprendente es el que desarrolla en el sector de la minería .

El futbolista es el principal accionista del grupo Damash Assets, registrado en Madrid, que a su vez es propietario de la empresa Damash Minerals, con sede en los alrededores de Almada, el suburbio lisboeta donde creció. No obstante, la base de operaciones se encuentra en Dakar, la capital de Senegal y en Conakri, en la República de Guinea, donde se encuentran varias minas que son explotadas por su empresa. El objeto social de la Damash Minerals no es otro que la explotación de minerales, principalmente el oro. Se podría decir entonces, que el futbolista es una especie de “minero moderno”.

Explotación de metales y piedras preciosas

Su interés por las minas de oro surgió en el año 2009. Ya por aquel entonces el ex jugador, que dejó el balón ese mismo año, empezó a tantear diferentes negocios para seguir aumentando su cuenta corriente que ya era por aquel entonces colosal. Ya en el año 2010, Figo acudió a la Feria Internacional de las Minas que se desarrolló en Dakar, ciudad donde a día de hoy, la empresa de la que es máximo accionista, tiene su cuartel general. En la feria conoció a un hombre crucial para que se decidiera a invertir en el negocio: Gayton McKenzie. Mckenzie es un empresario del sector minero, de origen sudafricano.

En este momento, Damash Minerals está consolidando su ambición de estar entre las principales empresas europeas para invertir en el sector de investigación y desarrollo en África, especialmente en lo que respecta a la exploración minera de oro, hierro, fosfato, cobre y bauxita”, reza la web oficial del sector.

Según datos de 2010, esta empresa “cuenta con un patrimonio neto superior a los 20 millones de euros y en 2018 registró unos beneficios limpios de algo más de 600.000 euros”.