Deportes

La indignación de Casillas ante una terrible escena de bullying que se ha hecho viral

Unos niños atemorizan a otro, le ponen de rodillas y al final del vídeo que graban le golpean con una patada tan brutal que lo tiran al suelo

Otro caso de Bullying
Otro caso de Bullying FOTO: SATSE SATSE

Es un vídeo que duele hasta verlo. Dos niños más otro (u otros) que graban mantienen atemorizado a otro, de rodillas, en el suelo. Uno de ellos cuenta cómo habría que pegarle mientras el que parece mayor y se llama Aimar mira el móvil y le dice que tiene que pedir perdón. Las imágenes son repugnantes y dolorosas y el desenlace llega cuando uno dice: “Ahora tenemos que pegarle una patada ahí, pumba. Pero que se caiga al suelo” y llega Aimar y efectivamente le suelta una patada y el niño, que se ha pasado de rodillas toda la escena, cae al suelo.

El que esta grabando dice: “Aimar, para, ya está, ya está”, pero el daño ya estaba hecho. El caso ya está en manos de la Ertzaintza y el club al que pertenece el niño golpeado ha sacado un comunicado: “Desde el primer momento que el club ha tenido conocimiento de la deplorable agresión nos hemos puesto, como junta directiva, a disposición de los padres del menor, para ayudarles en cualquier actuación que quieran llevar a cabo”, escribían desde el club deportivo Ibarsusi.

Ha sido el mensaje de Casillas quien ha dado más viralidad al documento gráfico: “Qué mala hostia me entra! De verdad”, escribe el ex portero del Real Madrid acerca de lo sucedido.

También Mikel Sanjose ha querido, sobre todo, apoyar al pequeño agredido: “Aimar es TT. En cambio yo solo puedo pensar en el chaval que está de rodillas. Espero que estés bien. Fuerza y un abrazo enorme”, escribe el futbolista en euskera y en español.

El club asegura que está colaborando con las autoridades para intentar esclarecer lo sucedido y asegura que en el caso de que en la agresión, además de la víctima, se encuentre involucrado otro miembro del club, llevarán a cabo las medidas necesarias.

Según algunas informaciones los padres del menor ya habrían puesto la denuncia y puede que el agresor ya esté localizado por las autoridades. Pero en las redes sociales se ha iniciado una peligrosa caza de brujas donde se está intentando localizar al menor por perfiles en Instagram y en toras redes virtuales. El problema es que ya han salido dos perfiles que muchos aseguran que son del agresor. Otros están intentando poner cordura para que no se le vaya la mano a nadie mientras las fuerzas policiales resuelven el asunto y consiguen dar con el niño que golpea sin compasión