Deportes

Rubiales ignoró hasta cinco cartas de Amnistía Internacional sobre Arabia Saudí y Catar

El presidente de la Federación afirmó conocer sus propuestas por la prensa e incluso acusó a la organización de deslealtad por no usar lo cauces oficiales pero, lo cierto es que desoyó hasta cinco peticiones desde 2019

Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol, comparece ante los medios de comunicación para abordar la polémica generada por los contratos suscritos con Arabia Saudí para la celebración de la Supercopa de España
Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol, comparece ante los medios de comunicación para abordar la polémica generada por los contratos suscritos con Arabia Saudí para la celebración de la Supercopa de España FOTO: Rodrigo Jiménez EFE

El escándalo desatado en los últimos días por el acuerdo entre la Federación Española de fútbol y la empresa de Gerard Piqué para llevar la Supercopa a Arabia Saudí sigue dando mucho de qué hablar. Más allá de comisiones o conflictos de intereses la situación de la mujer en el país árabe dista mucho de la descripción de Luis Rubiales. Deberían sentirse orgullosos de que se haya creado una Liga femenina gracias a la RFEF. Fue un acuerdo ejemplar. Antes no había ni baños para mujeres en los campos de fútbol saudíes y ahora, gracias a nosotros, entran en igualdad”, espetó ante la prensa tras la filtración de audios por parte del confidencial.

Ante las continuas críticas que recibió por la decisión de llevar la Supercopa de España a Arabia Saudí, Luis Rubiales se defendió asegurando que sería el torneo “de la igualdad” y que podían “contribuir al cambio” en el país árabe. Es cierto que en la Supercopa de España las mujeres saudíes pudieron entrar por primera vez solas a un estadio de fútbol y compartir grada con los hombres. Sin embargo, tan solo tres días después tuvieron que volver a espacios acotados.

Por ello, las palabras de Rubiales causaron una gran indignación entre los activistas que llevan años luchando por los derechos de las mujeres en Arabia Saudí y calificaron sus comentarios de “irrespetuosos” e “impactante tontería”.

Una de las organizaciones más indignadas con el “lavado de imagen” de la Federación es Aministía Internacional, que además acusa a Rubiales de mentir sobre las gestiones llevadas a cabo por la propia organización que lleva años intentando ser escuchada por la Federación.

Rubiales no se enteró por la prensa

El pasado mes de enero, días antes de la última Supercopa disputada entre el 12 y 16 de ese mes, la organización envió a los clubes participantes y a la propia Federación unos unos brazaletes de color violeta con la propuesta de que los usaran en sus partidos en defensa de los derechos humanos. Al ser preguntado por los medios, el presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, afirmó: “Me entero de lo de Amnistía Internacional por los medios. Si quieres conocer a alguien, tienes que ser leal institucionalmente y mandar una carta y tener una reunión. No montar un lío mediático antes”.

Sin embargo, según Aministía, Rubiales mintió. “Calificar de desleal el trabajo de Amnistía Internacional, una organización que lleva más de 60 años denunciando la violación de los derechos humanos en el mundo, nos parece desafortunado. El presidente Rubiales debería saber que nuestra organización le ha enviado no una, sino cinco cartas en los tres últimos años. En todas ellas le hemos solicitado una reunión para tratar conjunta y colaborativamente temas relacionados con el papel que puede jugar el fútbol a la hora de producir cambios en los derechos humanos, algo de lo que presume la Federación. A día de hoy, Amnistía Internacional no ha recibido respuesta a ninguna de esas cartas y esa petición de reunión de la que habla el presidente Rubiales tampoco ha recibido respuesta”, afirma el director de Amnistía Internacional España, Esteban Beltrán.

Las cartas de Amnistía Internacional a la Federación

El pasado 7 de enero, Amnistía Internacional envió una carta al presidente de la Federación Española, en la cual se informaba a la Federación del envío por parte de la organización, tanto a la Federación como a los cuatro clubes participantes, de unos brazaletes de color violeta invitando a que los usarán en sus partidos y en cualquier comparecencia pública.

En esta carta se reconocía igualmente el programa de acciones encaminadas a mejorar la situación de las mujeres en Arabia Saudí por parte de la Federación ya en 2020, acciones que incluían la creación de una liga femenina o la libertad de acceso a los estadios durante la celebración del torneo.

En octubre de 2019 Amnistía Internacional se dirigió por primera vez a la Real Federación Española de Fútbol con motivo de la celebración de la Supercopa en Arabia Saudí. En una carta enviada el día 11 de octubre, solicitaban a la Federación una reunión en la que poder intercambiar información y colaborar de cara a la celebración de la XXXVI edición del torneo. Un mes después, el 17 de noviembre, el presidente hizo público que la Supercopa se celebraría en Arabia Saudí. La carta y la petición de reunión no fueron respondidas.

La edición de 2021 no pudo celebrarse en Arabia Saudí debido a las restricciones impuestas por la pandemia. Sin embargo, Amnistía Internacional siguió insistiendo en mantener una reunión con la Federación para buscar sinergias a la hora de aumentar el papel que el mundo del fútbol podía jugar en relación a la situación de derechos humanos en determinados países, como por ejemplo Catar, donde se celebrará la Copa Mundial este año 2022.

El 18 de noviembre de 2020 fue enviada otra carta, esta vez sugiriendo la posibilidad de mantener un intercambio sobre la situación de derechos humanos en Catar, así como expresando preocupación por el hecho de que la celebración de la Supercopa de España “siguiera siendo una herramienta que Arabia Saudí utilice para mejorar su reputación internacional, mientras mantiene en prisión a defensores y defensoras de los derechos humanos, encarcelados únicamente por el ejercicio pacífico de sus derechos a la libertad de expresión, asociación y reunión”. Dicha carta tampoco fue respondida.

Durante el año 2021 fueron enviadas hasta tres cartas, esta vez centradas en la celebración de la próxima Copa del Mundo en Qatar y en la situación de miles de trabajadores migrantes, cuyos derechos están siendo objeto de múltiples abusos en el país qatarí. Ninguna obtuvo respuesta por parte de la Federación.

Finalmente, el pasado 7 de enero fue envida la quinta y última carta, anteriormente citada, en la que la organización informaba a la Federación de la iniciativa de los brazaletes y en la que reitera su disponibilidad para mantener una reunión.

De momento, a pesar del firme compromiso con los derechos en los países árabes del que alardean en la Federación, siguen sin respuesta.