Deportes

Abramovich y el gobierno del Reino Unido llegan a un acuerdo para vender el Chelsea

El estadounidense Todd Boehly se convertirá en el nuepagará 5.000 millones de euros.vo propietario del club inglés

Roman Abramovich dejará de ser el propietario del Chelsea 19 años después-
Roman Abramovich dejará de ser el propietario del Chelsea 19 años después- FOTO: ANDY RAIN EFE

El oligarca ruso Roman Abramovich y el gobierno del Reino Unido han llegado a un acuerdo para impulsar definitivamente la venta del Chelsea, según informa la agencia de noticias PA. Un consorcio liderado por Todd Boehly, y en el que participan Clearlake Capital, Mark Walter y Hansjoerg Wyss, se convertirá en el nuevo propietario del club inglés, por el que pagará 5.000 millones de euros.

El gran problema que había impedido cerrar la venta del Chelsea era la deuda de 1.700 millones de euros que el club mantiene con Abramovich, que ya había declarado que renunciaba a que el club le devolviera ese préstamo. Sin embargo, el gobierno del Reino Unido no se fiaba de las intenciones del empresario ruso y temía que en el último momento cambiara de postura y exigiera la devolución del dinero.

Ahora, el gobierno que preside Boris Johnson habría obtenido más garantías por parte de Abramovich y de sus abogados de que no reclamará la devolución de ese dinero, lo supone un avance decisivo para desatascar la venta definitiva del club. Ese acuerdo era indispensable para poder cerrar la operación lo antes posible, ya que el 31 de mayo expira la licencia temporal de funcionamiento que le concedió el gobierno al Chelsea. Esa licencia prohíbe que el club acuerde nuevos contratos con jugadores actuales o que efectúe nuevos fichajes.

El estadounidense Todd Boehly y sus socios tienen ya el camino libre para convertirse en los nuevos dueños del Chelsea. Boehly es copropietario de Los Ángeles Lakers, Los Ángeles Dodgers y Los Ángeles Sparks.

Como sucede con todas las operaciones de compra de clubes, la junta de propietarios de la Premier League deber dar ahora su aprobación final al consorcio que lidera Boehly. Eso debe suceder antes de que el gobierno británico emita una nueva licencia para permitir que se complete la venta.

Abramovich, que ha sido dueño del Chelsea desde 2003, tiempo en el que el equipo ganó 21 títulos, expresó desde un primer momento su intención de donar todas las ganancias de la venta del Chelsea a los damnificados por la invasión de Ucrania.