Deportes

Fayza Lamari: de figura del balonmano a la dama de hierro que mueve los hilos de Mbappé

La madre del delantero del PSG se ha convertido en el personaje más odiado del madridismo tras el anuncio del delantero galo de renovar con el club parisino hasta 2025

Fayza Lamari, la todopoderosa madre de Mbappé
Fayza Lamari, la todopoderosa madre de Mbappé FOTO: Instagram larazon

El culebrón se acabó y lo hizo tras un giro radical en apenas 48 horas. Kylian Mbappé se queda en París, fin de la historia. Sin embargo, la noticia no fue una sorpresa para el Real Madrid que ya veía con recelo el juego a dos bandas admitido por la propia madre del jugador el pasado viernes.

Tras conocerse la noticia, muchos nombres circularon como los culpables de la decisión del delantero. Emmanuel Macron -que habría llamado personalmente al jugador para convencerlo-, el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferín -al que acusan de alertar a Mbappé de una posible sanción al Real Madrid por la Superliga- e incluso Zinedine Zidane, que -según los medios galos- es una figura clave que habría inclinado la balanza con su posible llegada al banquillo. Pero si hay alguien a la que todos señalan con el dedo y que se ha convertido en el enemigo público número 1 del madridismo esa es Fayza Lamari, la todopoderosa madre de Kylian Mbappé.

Fayza Lamari, es la gestora de la empresa KEJWF (nombre formado por las siglas de la familia). K de Kylian, E de Ethan (el hijo menor que juega en la cantera del PSG), J de Jires Kembo Ekoko (hermano adoptivo de Mbappé), W de Wilfried (el padre) y F de Fayra (la madre). Con mano de hierro, Faiza lleva todo lo relacionado con la imagen y las finanzas e incluso la vida de Kylian. En los mentideros franceses se rumorea que ella es la culpable de que Kylian siga siendo un soltero de oro.

Amante del deporte

Abogada de profesión, en su juventud fue una figura del balonmano y fue determinante su pasión por el deporte para poder transmitírsela a sus hijos. Desde muy pequeña entendió la competición como un camino con dos claves: la disciplina y la solidaridad. Su carrera la realizó en el AS Bondy de la Primera de Francia donde se convirtió en una referente y sigue hasta el día de hoy apoyando a la institución. Ella ha inculcado a sus tres hijos los valores del deporte: Kylian, Ethan y Jires y los tres se dedican al fútbol.

Ethan compite en la Sub-12 del París Saint Germain mientras que Jires, hijo que adoptó junto a Wilfried, compitió en el club tuco Bursaspor. Pero en los últimos años se ha centrado en la carrera de su hijo con más proyección.

Lamari siempre ha mantenido una gran relación con los dirigentes del PSG y, pese a saber que el sueño de su hijo era jugar en el Real Madrid siempre abogó porque el jugador no saliera de París. De hecho, en el club blanco consideran que la abogada utilizó al Real Madrid para aumentar las peticiones al PSG y convertirlo en el amo absoluto del club parisino.

Es una negociadora implacable y se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza para el Real Madrid durante último año. Exigió más dinero, los derechos de imagen e incluso se atrevió a sugerir un cambio de entrenador. Pero su estrategia quedaba al descubierto el viernes al admitir que siempre había jugado a dos bandas.

“Nunca hubo acuerdo”

El Real Madrid y Mbappé alcanzaron un acuerdo la semana pasada en todos los términos del que sería el contrato. Este incluía, entre otros detalles, el pago de 130 millones de euros como prima de fichaje, el dominio total de los derechos de imagen y un salario muy suculento.

En París, el internacional francés ganará 50 millones por temporada, a los que hay que añadir un bono de renovación de 100 millones. Pero hay más, Mbappé se queda con el 100% de sus derechos de imagen y al parecer con el poder absoluto en el apartado deportivo.

La chequera gana pero la imagen pierde y son muchos los que critican la falta de palabra y honestidad del francés. Unas acusaciones las que, por su puesto, también ha respondido “mamá gallina”. El periodista francés Frederic Hermel escribió: “En el fútbol hay quien respeta la palabra dada. Y luego está Mbappé...”. Un mensaje en Twitter al que Fayza Lamari no tardaría en responder: “Cuando no sabemos nos callamos.. nunca se dio un acuerdo”.

¿A qué ha jugado entonces el entorno de Mbappé durante estos meses?... Al menos, el culebrón acabó.