Deportes

Lewandowski come al revés: ¿Qué es la “dieta invertida” y cuáles son su beneficios?

Varios estudios científicos avalan esta dieta que ayuda a bajar de peso y ha convertido al delantero polaco -recién fichado por el Barcelona - en “The Best”

Robert Lewandowski puede presumir de una impresionante forma a punto de cumplir los 34
Robert Lewandowski puede presumir de una impresionante forma a punto de cumplir los 34 FOTO: Instagram La Razon

El Barça ya ha fichado a Lewandowwky y aLiga contará con unos de los mejores delanteros del mundo que guarda un curioso secreto tras su envidiable forma física a punto de cumplir los 34 años.

Competir al máximo nivel en la Bundesliga y la Champions League demanda mucho esfuerzo y uno de ellos ha sido ponerse en manos de su esposa Anna, que ha sido karateca y es graduada en Educación Física y especialista en nutrición. Ella es la que se encarga de una rigurosa dieta para la estrella de Bayern Munich. El jugador, ganador del The Best y el fichaje más deseado del Barça, tiene un sorprenderte truco para mantener su estado de forma: ¡Come al revés!

The Times desveló que tanto el futbolista como sus esposa han adherido a la denominada ‘dieta invertida’ que se caracteriza por el consumo del postre al principio de las principales comidas del día. Pero más allá del orden de los factores, el patrón dietético que siguen ambos incluye huir de los alimentos ultraprocesado, de la lactosa y de la harina de trigo.

¡El postres primero!

La dieta de ‘comer al revés’ hace que el delantero polaco y su esposa coman un dulce primero a la hora de las comidas, a menudo un brownie, pero solo uno hecho de cacao puro. A esto le sigue el arroz con carne o pescado selecto, y la comida se completa con una opción tipo entrante de ensalada o sopa.

Tortitas, brownies, espaguetis de verduras, cremas, aguacate, ensaladas... También nos gusta comer pescado de alta calidad. A veces, después de los entrenamientos, bebemos zumo de remolacha con canela o pimienta de cayena. Comemos carbohidratos y proteínas por separado. Además, solo buenos alimentos y sin lactosa. Una de las cosas más importantes es que no comemos alimentos fritos, y tampoco nada de comida rápida”, asegura Anna.

También se refirió a su dieta su compañero en la selección de Polonia, Thiago Cionek.Robert me dijo que el gran cambio en su carrera, que fue cuando llegó a la élite de clubes, se produjo al cambiar radicalmente lo que comía. El día del partido toma mucha proteína. Y siempre desayuna atún”, comento el brasileño nacionalizado polaco.

“Además, evita todo lo que tenga gluten y lactosa. El día antes de jugar, después de cenar, todavía remata con un plato de arroz con leche para llenar el cuerpo de carbohidratos y glucosa pensando en el partido al día siguiente. Luego, en recuperación, toma muchas verduras y aguacate”, contó para ESPN, después de que su compatriota recibiera el trofeo de The Best.

En una entrevista concedida a al ‘Welt am Sonntag’ Lewandowski confiesa que no consume productos lácteos. “Antes desayunaba cereales con leche y me sentía un poco flojo antes de entrenar. Ahora solo bebo leche de almendra, coco o arroz. Incluso he renunciado a la leche de soja y trigo. Me gusta mucho el dulce y antes comía chocolate con leche, ahora mi mujer me da un trozo de chocolate negro cien por cien”.

Varios jugadores de la selección polaca han decidido seguir su ejemplo y ponerse en manos de Anna para mejorar su forma física.

Anna se graduó de la Academia de Educación Física de Varsovia y actualmente es nutricionista y entrenadora personal. De hecho, cuenta con su propio negocio de nutrición Health Plan By Ann, además de su canal fitness de Youtube, y su propia cuenta de Instagram dedicada a ofrecer rutinas y planes nutricionales.

¿Qué beneficios tiene esta dieta?

Un estudio reciente sugiere que la mejor forma de consumir menos calorías no es evitando el postre, sino pidiéndolo al principio de la comida, como hace Lewandowski. No se trata de comerlo como aperitivo sino elegirlo antes de seleccionar el resto de tus alimentos. La investigación, de la Asociación Psicológica Estadounidense, descubrió que cuando los comensales sabían que terminarían la comida con un postre de alto contenido calórico, cuidaban más lo que ordenaban el resto de la comida, informa el portal web Food & Wine.

Para el estudio, colocaron dos opciones de postre al inicio de una línea de cafetería, un cheesecake y fruta fresca, y descubrieron que cuando los comensales eligieron el pastel procuraban tomar opciones más saludables para el resto de la comida que aquellos que eligieron la fruta. Al replicar el experimento, pero colocando el postre al final de la línea, no se observó el mismo resultado.

“Pensamos que los comensales que eligieron postres indulgentes primero, prosiguieron a elegir un plato fuerte y acompañamiento que compensara las calorías que comerían en el pastel,” explica uno de los autores, Martin Reimann. “Los comensales que eligieron el postre más sano podrían haber pensado que ya habían hecho lo correcto, así que merecían comida con más calorías en el resto de sus elecciones”.

Otro de los hallazgos que recoge el estudio es que cuando los comensales estaban pasando por situaciones de estrés, tenían más probabilidades de elegir un plato fuerte y guarnición con más calorías tras elegir un postre alto en calorías. Esto es una muestra de cómo el estado de ánimo altera de manera significativa lo que comemos.