Deportes

La fantástica explicación de Casemiro sobre por qué se ha ido a un equipo que no juega Champions

El brasileño tiene cinco Copas de Europa, pero este año no va a jugar el torneo porque el Manchester United no está clasificado

Casemiro, con la mascota del Manchester United, Fred the red
Casemiro, con la mascota del Manchester United, Fred the red FOTO: PETER POWELL EFE

Carlos Casemiro puede debutar este sábado con el Manchester United. Ya tiene el permiso de trabajo, ha entrenado con sus compañeros y, su entrenador, Ten Hag, ha confirmado que está disponible para el partido ante el Southampton. El brasileño ha cambiado al campeón de Europa por un club histórico, uno de los más importantes de Inglaterra, pero que este año no se ha clasificado para jugar la Liga de Campeones.

En una de las primeras entrevistas con la camiseta del Manchester United, una periodista le preguntó a Casemiro la razón por la que había optado por pasarse toda una temporada sin jugar el torneo más importante y la respuesta del centrocampista no tiene desperdicio: “Bueno, ya tengo cinco, jajaja”, dijo el mediocentro sin poder evitar una sonrisa.

Una respuesta que confirma que el ex del Real Madrid se ha pasado el juego de la Champions, un torneo que ha levantado cinco veces en ocho temporadas, unos números impresionantes para cualquier época.

Su primera Champions fue la Décima del Real Madrid, en 2014, con Ancelotti en el banquillo, en una época en la que no era titular, pero que sí tuvo un día mágico, cuando entró en los últimos minutos del partido de vuelta ante el Dortmund para evitar la remontada de los amarillos, que estaban a un gol de eliminar al Madrid.

Al año siguiente se fue al Oporto como cedido y el Madrid no ganó el título, pero en las tres temporadas posteriores, coincidiendo con su vuelta y con Zidane al mando, los blancos firmaron un triplete que nadie ha conseguido hacer en la historia. Ya alcanzaba Casemiro los cuatro títulos, que se convirtieron en cinco sólo cuatro años después, esta temporada que acaba de finalizar, con las remontadas en el Santiago Bernabéu y la victoria en la final de París frente al Liverpool.

En ese momento, cuenta Casemiro que sintió que había terminado un ciclo vestido de blanco y que quería buscar un desafío diferente. Por eso tras las vacaciones habló con su representante y con Florentino Pérez, para pedirle que le dejase salir y que aceptase la oferta del United siempre que estuviese a la altura en lo económico.

El presidente blanco tenía claro que el brasileño es ya una leyenda del club y que se había ganado el derecho a salir si lo deseaba. El United va a pagar 72 millones fijos más 13 en variables, un precio más que adecuado para un futbolista que ya ha cumplido los treinta años.