Deportes

Unai Simón salva a España y Morata liquida a Portugal

España entregó una hora de partido,. La entrada de Nico Williams fue decisiva para el triunfo de la Roja

España esperó para derribar el muro de Portugal y meterse en la fase final de la Liga de Naciones. Un gol de Morata liquidó las opciones de los portugueses en un remate de delantero centro de verdad en el área pequeña.

Le costó a la Roja acercarse a la portería de Diogo Costa, a pesar de la necesidad de ganar. España cumplió con su costumbre de tener la pelota. El dominio era abrumador, pero el que mandaba en el partido era Portugal. Los portugueses no necesitaban tener mucha posesión para hacer daño. Obligaron a Unai Simón a vestirse de héroe para evitar la derrota. Primero, en un disparo de Ruben Neves desde fuera del área; más tarde, en un remate de Diego Jota que tenía mala pinta; y por si fuera poco tuvo que resolver un mano a mano con Cristiano Ronaldo. Aunque fue en un disparo de Bruno Fernandes que pegó en el lateral de la red cuando todo el estadio gritó gol. Un poco por el efecto óptico y otro poco por las ganas de que llegara un gol que siempre estuvo más cerca de Portugal.

A su mejor delantero se lo guardaba en el banquillo. Rafael Leao esperaba su momento mientras Cristiano demostraba en cada acción que sus mejores años ya han pasado. Ha perdido velocidad y potencia, incluso en el momento de armar el disparo. Le cuesta reaccionar y el peligro de su selección tiene que llegar por otro lado. Especialmente por lo que inventen Bruno Fernandes y Bernardo Silva.

España tuvo que esperar 70 minutos para que llegara el primer disparo a portería, un remate de Morata que resolvió Diogo Costa, el guardameta portugués. Para entonces Luis Enrique ya había puesto en el césped a Pedri, Gavi y Busquets., el centro del campo que jugó contra Suiza y que había comenzado el partido en el banquillo.

Luis Enrique reorganizó el equipo en la segunda parte. Rodri ocupó el puesto de Guillamón en el centro de la defensa y dejó a Busquets el mando de la Roja en el centro del campo. La maniobra, además, le permitió descubrir en Rodri a un gran central. Estuvo ejemplar el centrocampista del City, que parecía acostumbrado a jugar unos metros más atrás. El juego era más fluido con los habituales y la entrada de Yeremy Pino y de Nico Williams dio más vida a España por los extremos. Sólo Morata se mantuvo de mitad de campo hacia arriba. Y en sus pies estaba el gol de España. Otro disparo suyo con la izquierda obligo a Diogo Costa a trabajar.

Sólo tuvo que esperar un poco más, cuando el partido ya apuraba sus últimos minutos para empujar un pase atrás de cabeza de Nico Williams. Aunque fue Carvajal el que vio la jugada antes de tiempo con un pase en diagonal a la cabeza del pequeño de los Williams. En su segundo partido con la selección acabó resultando decisivo para que España regresara a la final de cuatro de la Liga de Naciones.

Morata demuestra que sigue siendo el «9» de España, aunque a veces tenga que ver los partidos desde el banquillo. Y gracias a él, España se encontró con una victoria que parecía muy lejana durante gran parte del partido.

Gracias a Morata y gracias, sobre todo, a Unai Simón, que siempre respondía cuando Portugal le exigía. Sólo mostró debilidad cuando sus compañeros se la entregaban al pie. Pero con las manos no dejaba esperanza a los portugueses. Incluso cuando España ya ganaba apareció otra vez para detener un remate de Cristiano Ronaldo. No era la noche del capitán portugués, que lleva varios partidos sin marcar con la selección.

Fue el portero el que mantuvo a España en el partido, el que le hizo sentirse viva cuando más le estaba costando imponerse en el partido. El ritmo era el que quería Portugal hasta que quedaba media hora para que acabara el partido.

España aguantó durante una hora y sacó su mejor versión para ganar el partido. Le cuesta imponerse a las selecciones grandes y especialmente a Portugal, con la que arrastraba una colección de empates em los últimos partidos.

Luis Enrique y sus jugadores celebraron la victoria como si fuera la clasificación para el Mundial. Está a sólo dos partidos de volver a ganar un título. Aunque antes espera Qatar.

Alineación de Portugal: Diogo Costa; Cancelo, Danilo, Ruben Dias, Nuno Mendes; William Carvalho, Ruben Neves, Bruno Fernandes; Bernardo Silva, Diego Jota y Cristiano Ronaldo.

Alineación de España: Unai Simón; Carvajal, Guillamón, Pau Torres, Gayá; Rodri, Koke, Carlos Soler; Ferran Torres, Morata y Sarabia.