4-0. Tres puntos sin romanticismo

El Barça vence al Almería con los goles de sus estrellas y la pizarra en un partido jugado a tirones.

Messi se inventó lo que el Barça como colectivo no pudo. Llegaba el Almería al Camp Nou, en puestos de descenso y con entrenador nuevo. Un rival con pinta de cordero a punto de ser degollado. «¿Cuántos le van a caer?», era la pregunta antes del comienzo. Pues en el descanso, uno y gracias, en una acción individual de Leo. Muy pegado a la derecha, el «10» se abrió a su izquierda, apuntó y disparó ante cierta pasividad de la zaga visitante, dibujando una curva con el balón para que Julián no pudiera llegar. De fuera adentro, la pelota giró para introducirse en la portería. No iba fuerte, pero sí con «maldad».

Un oasis en una primera parte con poco que destacar del líder de la Liga, en otro ejercicio de pragmatismo. Ayer no pudo correr porque se encontró a un rival cerrado y ahí empezaron las dificultades. La apuesta de Sergi Barjuan era clara: dos líneas de cuatro jugadores y todos muy juntos, cerrando el centro y regalando las bandas. Una película ya vista otras veces, utilizada por muchos otros rivales, a veces con éxito. Era una invitación constante a que Alves recibiera, centrara al área y agua. También se movía Messi por esa zona, muy participativo, pero poco acertado. Ni los pases en busca del desmarque por el otro lado, que esta temporada tanto ha explotado, tenían precisión. El ritmo era lento, incluso cuando Xavi abandonaba su puesto de interior izquierda para ser el receptor del primer pase y empezar a crear desde ahí. Hubo imprecisiones en la zona caliente ante un oponente que poco a poco se fue sintiendo más cómodo. Durante el primer cuarto de hora no pasó del centro del campo, pero a partir de ahí se atrevió a dar algún susto gracias a la velocidad de Thievy.

Rakitic brilló como «escoba», rebañando los balones en la presión, en este Barça que es más feliz cuando tiene espacios, que es muy trabajador, pero ha perdido brillo y romanticismo. Eso sí, de intensidad anda sobrado. De Sergi Roberto no hubo noticias al principio, aunque se fue entonando, y Pedro tuvo la actividad de siempre, aunque a veces se precipita, quizá por la ansiedad de querer aprovechar los pocos minutos que le deja el lujoso trío atacante azulgrana. Todos ellos fueron titulares por la política de rotaciones de Luis Enrique, que hará una lectura de partido muy positiva: tres puntos más, un partido menos para ser campeón. El que se quedó sin jugar fue Neymar, negado en las últimas jornadas. El duelo podía tener una doble lectura para él: podía aprovecharlo para recuperar sensaciones o para descansar, y el entrenador azulgrana optó por lo segundo.

Quiso imitar Suárez a Messi tras volver del descanso, y repitió el gol del argentino, pero a su manera. Algo más tosco, recibió también en la parte derecha. Como es diestro, el defensa le tapó la salida por ese lado, y el «9» se sacó un potente zurdazo para marcar el segundo. El partido terminó ahí y al Barcelona se le vio más cómodo a partir entonces. El argumento era el mismo: todo el balón para el líder, pero esta vez lo trató con algo más de intención y velocidad. Lo que sí limitaron los chicos de Luis Enrique fueron las llegadas del Almería, reducidas prácticamente a la nada. Pese a que la circulación fue más fluida, el marcador no se redondeó hasta que la pizarra volvió a funcionar. Esta vez fue Bartra quien aprovechó un córner, y ya son cuatro jornadas consecutivas sacando provecho de estas acciones. Los últimos minutos se convirtieron en una búsqueda de Messi por lograr más goles para la lucha por el pichichi. Marcó uno, pero se lo anularon bien. Y tuvo tres faltas al borde del área, pero las desaprovechó. Quien lo encontró fue Suárez, al final: un regalo de Pedro en forma de asistencia.

Guardó fuerzas el líder porque llegan dos semanas decisivas con los choques con el Sevilla y el Valencia en la Liga y el PSG en los cuartos de la «Champions».

- Ficha técnica:

4 - Barcelona: Bravo; Alves (Montoya, min.64), Bartra, Mascherano, Adriano, Sergi Roberto, Xavi, Rakitic (Rafinha, min.67), Messi, Luis Suárez y Pedro.

0 - Almería: Julián; Casado, Trujillo, Ximo, Antonio Marín; Corona, Thomas, Wellington Silva (Soriano, min.56), Édgar (Zongo, min.72), Espinosa (Mané, min.78) y Thievy

Goles: 1-0: Messi, min.33. 2-0: Luis Suárez, min.55. 3-0: Bartra, min.75. 4-0: Luis Suárez, min.90+2.

Árbitro: Hernández Hernández (Comité de Las Palmas). Mostró tarjeta amarilla a Mascherano (min.43) y Casado (min.87).

Incidencias: Partido de la trigésimo tercera jornada de la Liga BBVA disputada en el Camp Nou ante 73.837 espectadores.