Fútbol

El Atlético golea al Rayo Majadahonda (5-0) y se preocupa por Griezmann

Simeone se toma en serio la Copa con una alineación plagada de titulares. Marcaron Cunha, Lodi, Luis Suárez, Griezmann, que después se lesionó, y Joao Félix

Griezmann marcó un gol antes de lesionarse
Griezmann marcó un gol antes de lesionarse FOTO: RODRIGO JIMÉNEZ EFE

El Rayo Majadahonda quiso jugar en el estadio del Atlético y aunque, nominalmente, fue el equipo local, la realidad es que perdió el factor campo y de ahí, cualquier posibilidad de hacer daño al conjunto de la élite y pasar de eliminatoria. Uno de los factores fundamentales de estos partidos son los campos pequeños, puede que irregulares y equipos que, con el entusiasmo de su gente, convierten los duelos en un campo de minas, donde lo físico y las ganas suman a favor de los débiles. Nada de eso tuvo el Rayo Majadahonda y así no tuvo ni una opción de ganar al rival. Apenas llegó a la portería de Oblak, apenas pudo salir de su área por la presión del Atlético y fue recibiendo los goles como si fuera algo que ya estaba escrito y contra lo único que se puede hacer es resignarse. No hubo ni emoción ni un pelín de épica, lo único que da valor a estos enfrentamientos desiguales.

Simeone, además, se desgañitaba en la banda, como si el choque fuera una final y como si su equipo no estuviera ganando de sobra. Sabe el técnico argentino que no puede desaprovechar estos ratos en los que su equipo puede rehacer su ego y recuperar la confianza que se había estado escapando en el último mes de competición. El choque contra el Rayo le sirvió para recuperar la señas de identidad que hacen del Atlético el Atlético. Fuerte, competitivo y peleando cada balón en la salida rival, sin importar el nombre del contrario o lo que diga el marcador.

No hubo partido. Para el Rayo Majadahonda todo fueron desgracias. Perdió a su portero titular nada más comenzar el partido y recibió el primer gol, el que cerraba cualquier atisbo de esperanza, tras un fuera de juego bastante evidente, pero que no vio el asistente y como no hay VAR en esta eliminatoria, pues nadie pudo corregirlo. Hay un problema en cuanto a la percepción del VAR: nos fijamos en las jugadas polémicas y pasamos de largo por todas las que decide, pero sobre las que no se hace ruido. Como si no existieran y así, claro, el VAR no vale para nada. El Rayo Majadahonda podría impugnar eso.

Aunque era cuestión de tiempo que se llevara un gol legal o no. Perdía la pelota muy pronto y por la derecha, Llorente y Carrasco hacían daño una y otra vez.

Así, el Atlético se fue con tres goles al descanso y con dos más después. Griezmann hizo el cuarto un poco antes de retirarse con un problema muscular, la única nota negativa de la noche.

Rayo Majadahonda: Gorka Giralt; Borja González, Álvaro, Philip, Casado; Jesús Bernal, Tassenbedo, Mario; Susaeta, Rubén Sánchez y Raúl Sánchez.

Atlético: Oblak; Marcos Llorente, Felipe, Giménez, Lodi, Carrasco, Rodrigo de Paul, Kondogbia, Lemar, Luis Suárez y Cunha.