Fútbol

Carla Pereyra: el millonario negocio de la mujer de Simeone

La argentina no ha querido ser solo la sombra del Cholo y, además de como modelo, también triunfa como empresaria

Diego Pablo Simeone y Carla Pereyra
Diego Pablo Simeone y Carla Pereyra FOTO: Instagram La Razon

Carla Pereyra y Diego Simeone son argentinos: ella entrerriana; él, porteño de pura cepa. Pero se conocieron en Madrid. Y allí se enamoraron. El flechazo fue inmediato. Se cruzaron a finales de 2013 en un restaurante y, desde enero de 2014, no se han separado. Fruto de su historia de amor han nacido Francesca y Valentina y se dieron el “si quiero” en 2019 en una boda civil oficiada en Argentina. Unos meses después celebrarían una segunda boda en el Castello di Casole de la Toscana italiana.

Saltó a Europa buscando ser modelo y vivió un tiempo en Milán. Sus primeros años en España no tienen nada que ver con estos últimos. De hecho se arrepiente de parte de esa etapa.

Supervivientes y posado en Interviú

Fue concursante de Supervivientes, abandonó prematuramente y viajó a Londres durante un tiempo para olvidarse de todo. Fue portada de Interviú -algo que no le gusta recordar- y novia de Joaquín Cortes. Y tal vez por ese pasado y su espectacular físico, muchos no duraron en verla como “mujer florero”, la simple consorte del entrenador mejor pagado del mundo. Pero nada más lejos de la realidad.

Diego Pablo Simeone es un referente en el Atlético de Madrid y por ello el club le paga 43 millones de euros brutos por temporada, lo que le sitúa como el entrenador que más cobra del mundo, por delante de Pep Guardiola (Manchester City) y Jügen Klopp (Liverpool). Sin embargo, Carla no ha querido ser solo la sombra del “cholo” y triunfa como empresaria, además de ser una auténtica “influencer” en Instagram, donde cuenta con casi 300.000 seguidores.

Una mujer de negocios

Según adelanta Vanitatis, es toda una mujer de negocios. Hace ahora dos años que, con un capital de ‘tan solo’ 3.000€ fundó la sociedad Carpesim SL donde aparece como administradora única, ni rastro de Simeone aunque el ‘sim’ del nombre, corresponde al apellido.

La actividad de la empresa, según la citada publicación es muy clara: “La compra, promoción, construcción, rehabilitación, venta, arrendamiento, conservación y explotación, incluido el arrendamiento no financiero de todo tipo de fincas y edificaciones, tales como viviendas, urbanizaciones, establecimientos y complejos industriales, hoteleros, sanitarios”.

Pero la actividades de su empresa no son la única operación inmobiliaria rentable llevada a cabo por la modelo junto a su marido. El pasado mes de diciembre salió a la luz que Simeone y Carla Pereyra habían puesto a la venta su ático situado en la Calle Serrano, el cual adquirieron en 2018 a Marta Ortega, la hija de Amancio Ortega.

La pareja adquirió dicha propiedad por 3 millones y, pese a la crisis económica que ha propiciado el coronavirus, lograron venderla a cambio de 4,5 millones de euros, un millón y medio de beneficios. Esta vivienda, situada en la céntrica Calle Serrano, dispone de 380 metros cuadrados entre los que se distribuyen cuatro habitaciones, cinco baños y cuatro balcones.

Ahora opera con éxito con Carpesim SL . En 2020 compró un piso en Chamberí y el pasado octubre compró dos pisos más en pleno centro de Madrid.