FC Barcelona

Fútbol

El Barça, más cerca de la sanción de un año sin jugar la Champions por el "caso Negreira"

Los inspectores habrían concluido que el club azulgrana trató de influir en los árbitros y creen que debe ser sancionado un año sin competiciones europeas

Joan Laporta, presidente del Barça
Joan Laporta, presidente del BarçaCarlos OrtegaEFE

Los planes del Barcelona para el próximo curso podrían saltar por los aires en breve. Después de conquistar LaLiga, Xavi se marcó como objetivo que el equipo vuelva a ser competitivo en Europa, pero todo estaba pendiente del “caso Negreira” y de la posible sanción de la UEFA que planea sobre el Camp Nou, que sería de un año sin poder disputar la Champions. La resolución va a ser en el mes de junio, después de que el organismo europeo termine una investigación que están haciendo los dos inspectores nombrados: Jean Samuel Leuba y Mirjam Koller Trunz. El diario “ABC” asegura que el informe apunta fuerte y apuesta por sancionar al Barcelona sin disputar competiciones europeas. Según esta información, concluyen que el club “ha violado el marco legal del organismo europeo” y citan como especialmente duro lo que dice Mirjam Koller Trunz, que habla de indicios de un intento de influir en las decisiones de los árbitros y en los resultados.

Las opciones

La UEFA ya ha mandado la documentación al Barcelona para la próxima Champions, como campeón de Liga, pero podría vetarlo según el resultado de la información. En sus estatutos tiene capacidad para hacerlo sin esperar a lo que diga la justicia ordinaria, que va a ir muy lenta: no se conocerá la sentencia hasta que pasen seguramente años. También es verdad que si sanciona y después el Barcelona ganara el caso, la UEFA podría exponerse a tener que pagar una indemnización millonaria. La alternativa a la sanción es dejar el expediente abierto hasta que haya una resolución en los tribunales.

Lo que dice el Barcelona

Por otro lado, “Sport” y “Mundo Deportivo” aseguran que este informe de los inspectores todavía no se ha realizado, pues en el club aún están contestando a las 71 preguntas que les han mandado para intentar esclarecer lo sucedido y explicar el pago de 7,1 millones a Enríquez Negreira entre 2001 y 2018, cuando era era vicepresidente del Comité Técnico de Árbitros. El pasado mes de abril hubo una reunión entre Joan Laporta, presidente del club barcelonista, y Aleksander Ceferin, máximo mandatario de la UEFA, para intentar defender su punto de vista: que los pagos eran públicos y estaban en las cuentas de la entidad, que no hubo un intento de compra de árbitros.

El Barcelona también está pendiente de que LaLiga le apruebe el plan de viabilidad económica, saber de que “Fair Play” financiero para poder afrontar fichajes como el de Messi, que ya se sabe que no va a seguir en el PSG. Pero todo está condicionado por si hay sanción o no, lo que se conocerá a partir del 12 de junio.