Fútbol

Un flojo Sevilla empata con el Salzburgo (1-1) en un partido loco con cuatro penaltis

Tres de las penas máximas fueron para los austriacos, pero sólo Sucic marcó uno. Rakitic no perdonó el suyo. En-Nesyri fue expulsado, la segunda amarilla por hacer teatro

Youssef En-Nesyri vio la roja en el Sevilla - Salzburgo de Champions
Youssef En-Nesyri vio la roja en el Sevilla - Salzburgo de ChampionsMARCELO DEL POZOREUTERS

No pasó del empate el Sevilla en su estreno en la Champions, y se puede decir que gracias. Porque al Salzburgo le pitaron tres penaltis en apenas media hora y sólo aprovechó uno, en las botas de Sucic, que perdonó el siguiente. También desde los once metros tuvo su oportunidad Rakitic y no la perdonó. El empate al descanso era una buena noticia para los Hispalenses, visto lo visto, pero de nuevo lo tuvieron todo en contra con la expulsión de En-Nesyri. La segunda amarilla fue por hacer teatro en el área. No había falta ni nada. Absurdo, como muchas cosas que sucedieron en el encuentro.

Con diez tampoco apretó hasta el final el Salzburgo, pero sí tuvo ocasiones e hizo trabajar a Bono. Pudo ganar. Encontró réplica porque la entrada de Lamela fue la mejor noticia de los españoles. Su calidad y sus jugadas hicieron que la segunda parte del Sevilla no fuera sólo un ejercicio defensivo. Un cabezazo de Ocampos estuvo muy, muy cerca de convertirse en el 2-1.