Fútbol

Juventus, un equipo en busca de su identidad

Dybala es ahora la gran estrella de un equipo que echa en falta más goles de Morata

Paulo Dybala y Álvaro Morata.
Paulo Dybala y Álvaro Morata. FOTO: MASSIMO PICA EFE

El Villarreal se enfrentará en los octavos de final de la Liga de Campeones a la Juventus, un equipo que trabaja para encontrar la identidad perdida y que está siendo investigado bajo la sospecha de corrupción en la venta de jugadores. Acostumbrado a dominar la Serie A durante casi una década, la Juve, que no tiene ningún precedente en partido oficial con el Villarreal, parece ahora un conjunto sin personalidad, que ha sido incapaz de encontrar un referente que ocupe el lugar de Cristiano Ronaldo, traspasado al Manchester United.

El portugués condicionaba en exceso el juego de la Juve, como ha condicionado el juego de todos los equipos en los que ha militado, pero ahora la Vecchia Signora se ve sin Cristiano y sin nadie que haga sus goles. Hay 12 equipos que han logrado más tantos que los turineses en la Serie A. La vuelta de Massimiliano Allegri al banquillo en lugar de Andrea Pirlo no ha tenido el efecto esperado y el equipo vaga por el sexto puesto de la Liga italiana, a 12 puntos del Inter. Si la caída no ha sido mayor es por la solidez defensiva que todavía permite que el equipo se mantenga en pie.

Su rendimiento en la Champions está muy por encima del ofrecido en el campeonato local. La Juve ganó cinco de sus seis partidos y terminó como primera de grupo, por encima del Chelsea, vigente campeón.

El veterano Giorgio Chiellini (37 años) continúa siendo el gran líder dentro del vestuario, pero sus apariciones sobre el césped son cada vez más escasas y nadie termina de tomar ese relevo en el puesto de mando. Leonardo Bonucci mantiene el orden en la zaga, por delante del portero polaco Wojciech Szczesny, cada vez más discutido, y en el centro del campo hay un agujero enorme que de momento Manuel Locatelli no ha sido capaz de rellenar. El exbarcelonista Arthur ha sido un fracaso absoluto y el francés Adrien Rabiot no da el nivel que requiere un equipo con las aspiraciones de la Juve.

El enredo del equipo continúa en ataque, donde la irregularidad es el principal enemigo de Paulo Dybala, el futbolista con más talento de la plantilla y al que las lesiones le han golpeado duro en el último año. Federico Chiesa es el mejor socio del argentino, pero su rendimiento ha caído de forma considerable respecto a la temporada pasada. Y Álvaro Morata enamora con la misma facilidad que desespera. El internacional español alterna goles brillantes, con fallos inexplicables, actuaciones notables con partidos grises. La Juve necesita sus goles, pero esta temporada están llegando en muy pequeñas dosis. De aquí al final de curso Morata se juega su futuro en Turín, pero antes deberá ventilar contra el Villarreal su continuidad en la Champions.