Fútbol

¿Podría el Shakhtar Donetsk ser expulsado de la Champions?

El equipo ucraniano que se mide hoy al Real Madrid cuenta una larga historia de destierro y su situación se complica aún más tras aprobar Putin la anexión a Rusia del territorio al que pertenece

Los jugadores del Shakhtar Donetsk participan en el entrenamiento del equipo en el estadio Santiago Bernabéu
Los jugadores del Shakhtar Donetsk participan en el entrenamiento del equipo en el estadio Santiago Bernabéu FOTO: Rodrigo Jiménez EFE

¿Podría el Shakhtar Donetsk ser expulsado de la Champions?

Real Madrid y Shakhtar se miden este miércoles en la tercera jornada de la fase de grupo de Champions League. Más de 1.400 efectivos conformarán el dispositivo de seguridad de un encuentro que la Delegación del Gobierno en Madrid considera el encuentro “de alto riesgo” y en el que estará muy presente la situación bélica en Ucrania. Y es que el Shakhtar no solo tiene una larga historia de un destierro al que fue condenado por Putin sino un futuro lleno de interrogantes por la últimas decisiones de Rusia.

Desterrado de su tierra

El equipo ucraniano se ha convertido en un nómada y hace ya demasiados años que no juega en casa. Exactamente desde desde 2014, tras estallar el conflicto del Donbass entre el gobierno ucraniano y milicias prorrusas contrarias al vínculo con la Unión Europea. El derribo de un avión que sobrevolaba el espacio aéreo del país terminó provocando el traslado de la sede del club a Kiev en julio de 2014. Seis jugadores (Douglas Costa, Fred, Alex Teixeira, Dentinho, Facundo Ferreyra e Ismaily) se negaron a volver a Donetsk después de un amistoso contra el Lyon y se quedaron en Francia. Akhmetov amenazó con denunciarlos y al final se llegó a un acuerdo para trasladar al equipo a Kiev. En ese momento se vio obligado a exiliarse a Lviv, en el extremo opuesto del país, a 1.200 kilómetros. En la ciudad del oeste de Ucrania, el Shakhtar padeció un doble destierro, pues además de jugar fuera de su región, se encontró con la desconfianza de los habitantes de Lviv que les veían como el equipo ‘separatista’.

En 2020, vendría un nuevo cambio de estadio cuando decidió disputar el partido de vuelta de los octavos de final de la Europa League contra el Wolfsburgo en el estadio Olímpico de Kiev. Sin embargo, la guerra lo sacaba definitivamente de su país. Ucrania sufre desde hace más de medio año bombardeos y acciones militares en su territorio. Por eso, el Shakhtar Donetsk juega como local los partidos de la máxima competición europea en el estadio Wojska Polskiego de Varsvia.

El equipo polaco Legia de Varsovia ha permitido usar el estadio al equipo ucraniano para que puedan celebrar los enfrentamientos de la Champions League allí, gracias a un contrato de arrendamiento.

¿Un equipo ruso o ucraniano?

Ahora, las últimas decisiones de Putin complican aún más su situación. El Consejo de la Federación de Rusia, la Cámara Alta del Parlamento, ratificaba de forma unánime la anexión a Rusia de los territorios ucranianos de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia, parcialmente ocupados por las tropas rusas en el marco de la invasión desatada el 24 de febrero. ¿En que posición queda ahora el Shaktar? ¿Se trata de un equipo ucraniano o de un equipo ruso?

Una vez que comenzó la invasión rusa en tierras ucranianas, la UEFA no tardó en anunciar que los equipos rusos no participarían en ninguna competencia entre clubes durante la temporada 2022-2023. Esto incluye a la Conference League, Europa League y por supuesto, Champions League. Más allá de que el fallo fue apelado con la Corte de Arbitraje Deportivo, la sanción quedó firme y ninguno de los equipos rusos participarán de los certámenes continentales. Asimismo, la selección de dicho país también fue marginado del Mundial 2022.

Si se diera oficialidad internacional a la anexión de Donetsk decretada por Putín, ¿Debería el rival del Real Madrid ser expulsado de la máxima competición de fútbol europea?

Sin reconocimiento internacional

Lo cierto es que no parece probable que se pudiera tomar una decisión en este sentido. La comunidad internacional ha condenado sin paliativos la anexión de los cuatro territorios ucranianos ocupados por Rusia (Donetsk, Lugansk, Zaporiyia y Jersón), que han apoyado mayoritariamente la integración en la Federación Rusa en unos referendos calificados de ilegales.

La jefa del Ejecutivo europeo, Ursula Von der Leyen, afirmó incluso que “todos los territorios ocupados ilegalmente por los invasores rusos son ucranianos y serán siempre parte de esta nación soberana”.

Por tanto, según los expertos, el Shaktar se encontraría en una situación similar a la de la selecciones vascas y catalanas. Tras la última solicitud del País Vasco para contar con un combinado nacional propio la FIFA fue tajante. Según afirmaban en el comunicado en el que ratificaban su negativa el País Vasco “es una comunidad autónoma y no un Estado independiente reconocido por la comunidad internacional”.

De la misma manera, la comunidad internacional rechaza la anexión a Rusia de Donetsk por lo que el Shaktar sigue siendo a todos los efectos un equipo ucraniano para el órgano rector del futbol europeo.

El rival de Real Madrid fue condenado al destierro y despojado de su estadio y de su tierra por Vladimir Putin, el mismo que ahora quiere dejarle sin país a ojos del mundo.