MENÚ
lunes 23 abril 2018
07:33
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

0-4. Cinco minutos le bastaron a Diego Costa para marcar

El hispano-brasileño hizo el tercer tanto del Atlético en Lleida. Antes Godín y Fernando Torres, en fuera de juego, habían adelantado a los de Simeone ante un rival bien plantado. Griezmann se encargó de cerrar la goleada

  • El delantero del Atlético de Madrid, Diego Costa, celebra tras marcar gol ante el Lleida durante el partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey
    El delantero del Atlético de Madrid, Diego Costa, celebra tras marcar gol ante el Lleida durante el partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey / Efe

Tiempo de lectura 4 min.

04 de enero de 2018. 01:55h

Comentada
Enrique Gozalo.  3/1/2018

El día «D», el día de Diego Costa, llegó después de una larga travesía por la Premier y seis meses de paro forzoso –a las órdenes del profesor Ortega bajó kilos y se puso en forma– para, por fin, volver a ponerse la rojiblanca, la camiseta que no le dio tiempo a sudar en Lisboa. Su último partido data del mes de junio con la Selección de Lopetegui. Y ése es el camino que comenzó ayer el hispano-brasileño. Partidos y goles con el Atlético con el objetivo de estar en el Mundial de Rusia. El seleccionador le espera como Simeone esperó ayer en Lleida más de una hora para darle la bienvenida.

Salió Costa y a los cinco minutos ya había marcado. Un centro de Juanfran lo remató tirándose al suelo y sufriendo un golpe. Tiempo para las alegrías, para la celebración y para el susto. Diego se tocaba la rodilla derecha, el médico le preguntaba y después de unos instantes de zozobra y tras retirarse del campo volvió para seguir incordiando a los defensores, para poner cara de vinagre cuando algo no le gusta y para demostrar que va a ser un jugador importante en el esquema de Simeone. Comenzó a entenderse con Griezmann. El francés le buscó en los espacios y la sociedad que van a formar puede ser vital en el juego ofensivo del Atlético. La verdad es que parecía que no se había ido del club.

Cuando Diego Costa saltó al campo sus compañeros habían dejado finiquitado el partido y, prácticamente, la eliminatoria. El Atlético, que entró en la pelea con excesiva parsimonia, se encontró con un rival aguerrido, que movió la pelota con criterio, que buscó las bandas y que tuvo una ocasión muy clara que evitó Moyá. Resbaló Lucas y el meta evitó el gol al disparo de Iván Agudo. Esté y Manu Molina pusieron desparpajo y velocidad en sus acciones para que Godín, Giménez y Lucas no estuvieran tranquilos.

El Atlético poco a poco espabiló, pero se mostró irregular con el balón. Las transiciones no eran buenas y los movimientos de Saúl y Augusto en su afán de conducir el juego tampoco resultaban prácticos. Correa y Carrasco, obligados a trabajar por dentro, especialmente el argentino, no encontraban soluciones para que Gameiro y Torres tuviesen un balón en condiciones. Hasta la media hora no apareció el Niño con un tirito que atrapó Olivares.

Hasta que Godín no abrió el marcador el Lleida resistió. Marcó el uruguayo en jugada de estrategia y poco después fue Torres, en fuera de juego, el que amplió la ventaja. La jugada fue excelente e intervinieron Saúl, Gameiro y Carrasco antes de la definición de Fernando.

Partido resuelto y segunda parte para que Simeone hiciese debutar a Vitolo, sustituto de Carrasco, y para que Costa y Griezmann entrasen por Torres y Correa. El Niño se fue con cara de pocos amigos. Sus opciones parece que cada vez van a ser menores. Significativo que se quedara Gameiro, que se entiende bien con su compatriota.

Con los dos franceses y Costa moviéndose por todo el frente de ataque llegó el tercero. El de Diego. Una buena contra, un buen centro de Juanfran y una demostración de hambre y de ambición del hispano-brasileño. Primer gol en su regreso a casa y excelentes sensaciones. Para no ser menos, Griezmann se sumó a la goleada con un tanto de falta.

Ficha técnica:

Lleida: Oliveros; Aitor Núñez, Marc Trilles, Eneko Satrústegui, Musa Bandeh; Manu Molina (Jorge Félix, m. 63), Valiente, Moustapha, Fernando Pumar (Javi López, min. 63); Iván Agudo (Jordi Martínez, m. 70) y Bojan Radulovic.

Atlético de Madrid: Moyá; Juanfran, Giménez, Godín, Lucas; Correa (Diego Costa, m. 64), Saúl, Augusto, Carrasco (Vitolo, m. 59); Torres (Griezmann, m. 64) y Gameiro.

Goles: 0-1, m. 32: Godín cabecea un saque de falta de Carrasco. 0-2, m. 37: Torres remata en plancha un pase de Gameiro. 0-3, m. 69: Diego Costa remata desde el suelo un centro raso de Juanfran. 0-4, m. 92: Griezmann, de falta directa que rebota en un defensor.

Árbitro: De Burgos Bengoetxea (Comité Vasco). Amonestó al local Diego Rivas (m. 80) y expulsó por doble cartulina amarilla a Marc Trilles (minutos 68 y 92)

Incidencias: partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey disputado en el estadio Camp d'Esports de Lleida ante 12.513 espectadores.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs