MENÚ
miércoles 16 octubre 2019
19:29
Actualizado

El Atlético sonríe en Huesca (0-3)

Los goles de Lucas, Arias y Koke hacen feliz a un Atlético que necesitaba la victoria después de su eliminación en Copa.

  • Lucas Hernández (i), festeja su gol contra el Huesca. EFE/Javier Cebollada
    Lucas Hernández (i), festeja su gol contra el Huesca. EFE/Javier Cebollada

Tiempo de lectura 8 min.

20 de enero de 2019. 10:37h

Comentada
Isabel Pacheco.  19/1/2019

Llegó el Atlético de Madrid a El Alcoraz con una sensación más rara de lo habitual. Eliminados de la Copa a las primeras de cambio y con sólo trece jugadores del primer equipo en la convocatoria debido a la plaga de lesionados que atiza a los rojiblancos, los de Simeone aterrizaron en Huesca, además de con seis canteranos, con la obligación de ganar para olvidar el fracaso en la Copa del Rey. Y como las penas como mejor se quitan son con goles, festival anotador que se dio el Atlético.

Tres fueron las dianas que los rojiblancos le endosaron a un Huesca que mereció mucho más y que tuvo a los de Simeone contra las cuerdas en los primeros compases del encuentro. Un balón al palo de Pulido tras un remate de chilena dentro del área y un mano a mano del Cucho Hernández que Oblak solventó a la perfección, fueron las dos ocasiones más claras para los locales en la primera mitad. Pero las oportunidades hay que aprovecharlas y como el Huesca no lo hizo, el Atlético no perdonó. Una buena jugada de toque fue finalizada por Lucas que tras un gran pase de Koke no falló y anotó su primer gol con el Atletico. Respiró el Cholo con el tanto del francés que regresaba a un once en Liga tras su lesión. El Huesca, a pesar del varapalo lo siguió intentando, pero ahí estaba Oblak para salvar a su equipo una vez más.

Tras el descanso los de Francisco salieron al césped con la esperanza de revertir la situación, pero en menos de diez minutos el Atlético volvió a ponerle los pies en el suelo. Otro defensa, aunque esta vez del carril derecho, Arias remató a la perfección un centro milimétrico de Griezmann y anotó un verdadero golazo. Primer tanto del colombiano con la rojiblanca que acabó con la esperanza de un Huesca que continúa inmerso en el pozo de la clasificación.

Koke remató el partido con el tercer gol y celebró de la mejor manera posible sus 400 encuentros: gol y asistencia. El madrileño, que ya le hizo gol a los oscenses en el choque de la primera vuelta, se convirtió en el octavo jugador del club que llega a esa cifra de encuentros. Toda una gesta para un jugador que sólo tiene 27 años y que tiene contrato con el club hasta 2024. Con el partido ya resuelto Simeone dio entrada a tres de los canteranos que le ayudaron a completar su lista de diecinueve jugadores. Mollejo, Montero y Joaquín, fueron por orden los tres cambios que introdujo el entrenador argentino. Con Mollejo y Joaquín son ya 25 los jugadores que ha hecho debutar el Cholo desde su llegada al club.

Con esta victoria el Atlético volvió a recuperar la buenas sensaciones que perdió en Copa ante el Girona y continúa una jornada más metido en la pelea por el título liguero. A tan sólo dos puntos del Barcelona, que hoy juega en el Camp Nou frente al Leganés, los de Simeone no pierden en liga desde el pasado 1 de septiembre y son los únicos que parecen seguirle el ritmo a los azulgranas. Todo lo contrario que el Huesca que con once puntos se hunde en la última posición de la tabla y cada vez ve más complicada sus aspiraciones de seguir en Primera División la próxima temporada. plican sus anspiraciones debutaron en Liga con el primer equipo y Mo lhicieron su debut en Liga con el primer euipo y Montero, que yase Con el partido resuelto Simeone dio entrada a tras canteranos, que le ponía las cosas prácticamente imposibles a un Huesca de Madrid conjunto de Francisco para ponerse por delante en el marcador. dondesloveno para continuar una jornada más al acecho del líder, el Barcelona. las entraran enzareciente eliminación ante el Girona, en los octavos de final de la Copa del Rey, dejó muy tocados a los hombres de Simeone que llegaban a Huesca con la obligación de ganar para intentar olvidar el fracaso en el torneo del k.o y meterle si cabe un poco de presión al Barcelona que juega hoy.

El encuentro, que parecía más un partido de la Premier por toda la niebla que envolvía el estadio, arrancó con un Huesca muy decido a intentar mucho antes de los esperado. Por eso, el encuentro frente al Huesca, colista de la competición, era una prueba de fuego para los rojiblancos que tenían volver a la senda de la victoria para recuperar buenas sensaciones. falta por las calles de Melbourne un cartel de «Wanted» como los del lejano Oeste con el rostro de Nadal. Dos partidos y dos victorias de Rafa ante rivales australianos y en tercera ronda le espera otro, Alex de Miñaur. La nueva sensación del tenis austral nació en Sidney, pero su madre es española, su padre es uruguayo y pasó buena parte de su infancia en Alicante compitiendo con el Club Atlético Montemar, pero... La Federación Española y la Valenciana no apostaron abiertamente por él y con 13 años se fue con su familia a Australia por motivos familiares. «Allí tenía de todo», ha confesado. Cuando volvió a España en 2015 y se convirtió en profesional ya había decidido ejercer de australiano pese a tener la doble nacionalidad. Ahora ya le han colgado el cartel de heredero de Hewitt y él es un declarado admirador de Nadal: «Rafa es casi como el rey de España».

En 2019 vive el mejor momento de su corta carrera. A un mes de cumplir la veintena fue cuartofinalista en Brisbane y antes de llegar a Melbourne levantó su primer título en Sidney al imponerse en la final al italiano Seppi. Se medirá a Rafa como número 29 del mundo y con un precedente entre ambos. Fue en la tercera ronda de la pasada edición de Wimbledon y Nadal se impuso por 6-1, 6-2 y 6-4. Su tenis está marcado por golpes muy planos y directos. Juega desde el fondo de la pista y sufrió mucho –cinco sets– para deshacerse de un suizo procedente de la previa, Laaksonen. El partido no tendrá nada que ver con los que ha jugado hasta ahora Rafa.

Duckworth fue un buen aperitivo, pero careció del ritmo y los intercambios que tanto gustan a Nadal. Ante Ebden (6-3, 6-2 y 6-2 en menos de dos horas) se le notó más cómodo. Su saque y su derecha fueron la mejor evidencia. «La sensación es muy buena aunque hay margen de mejora», afirmó.

A Nadal le costó encontrar el ritmo. «Al principio me notaba un poco lento de velocidad de reacción y no estaba restando lo suficientemente bien. La cuestión es que cuando vuelves después de tanto tiempo, las cosas no vienen de inmediato», aseguró. Y es que con 3-3 en el primer parcial, Ebden llegó a tener tres pelotas de «break». Desperdició todas. Ahí acabaron sus opciones y Rafa pudo asentarse. Acabó con un 81 por ciento de puntos ganados con el primer saque y media docena de «aces». Un buen balance en el golpe que más ha trabajado en las últimas semanas. De ahí que asegure que está «contento de cómo están saliendo las cosas. Me voy satisfecho de mi servicio. Nos hacemos viejos y tenía que sacar mejor si quiero jugar más años. Cuando cambias algo hace que vayas más motivado tanto a los entrenamientos como a los partidos».

Nadal dejó pistas de que sus dos primeros partidos en la Rod Laver Arena le indican que está en el buen camino. Terminó restando bien y «he vuelto a tener golpes sueltos muy buenos». Su derecha funcionó a un nivel más que aceptable. Conectó 33 golpes ganadores y si el «drive» de Rafa empieza a carburar...Quis hena, con acteris, sessulicam addum et, conenih licaut L. et L. ex sed nonderitiem omnihil ut

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs