Fútbol

En busca del gol de Costa

Diego Costa aún no ha marcado en Liga, pero su presencia es fundamental para la tranquilidad del Atlético y la intranquilidad del Real Madrid. «A Costa lo veo fantástico. Para mí, el otro día en el primer tiempo sobre todo, hizo un partido muy bueno, participó en la asistencia del primer gol, se movió continuamente, físicamente esta fuerte y seguro que hará un gran partido», dice Simeone.

Publicidad

El técnico rojiblanco no encuentra ningún fallo en la actitud del internacional español, que fue decisivo para la victoria rojiblanca en la Supercopa de Europa. Marcó los dos primeros goles de su equipo, que sirvieron para llevar el partido a la prórroga y nunca dejó de pelear con los centrales.

Costa sale al campo extramotivado cada vez que se encuentra con Sergio Ramos enfrente. Y el central madridista no atraviesa su mejor momento. Fue muy criticado Marcelo por la derrota en Sevilla. El brasileño falló en la entrega a Casemiro en el primer gol y volvió tarde hacia su área. Igual que Sergio Ramos, que llegaba al trote mientras André Silva, el hombre al que tenía que tapar, marcaba el primer gol del partido.

Simeone es consciente de esas distracciones del capitán madrididista, aunque alaba el rendimiento que ofrecen a su equipo en ataque. «El Real Madrid es un equipo vertical con Asensio y Bale, tiene buenos movimientos en ataque, con Sergio Ramos, con Modric, con Kroos...», explica el Cholo. Porque él piensa en los huecos que puede aprovechar Diego Costa, al que define como «el más profundo» de sus delanteros.

El Atlético trajo de regreso a Diego Costa porque era el delantero que pedía Simeone, el que mejor se adapta a las características del equipo. Sin embargo, sólo ha conseguido tres goles en quince partidos de Liga desde que volvió a ponerse la camiseta rojiblanca. Ha rendido más en el resto de competiciones, en las que ha conseguido siete goles, que en el campeonato español. Pero a Simeone no le preocupa la actividad goleadora del internacional español. Su fútbol le da mucho al equipo por pelea, por desgaste y por generosidad. Y para meter los goles que él no marca ya está Antoine Griezmann, que poco a poco se acerca a su mejor momento. «El equipo va mejorando y en consecuencia van mejorando las individualidades. Es muy difícil que un futbolista esté bien cuando el equipo no lo está», asegura Simeone.

Publicidad