Eurocopa

Enemigos íntimos en Ecuador

Momento en el que Banguera golpea a Quiñónez y cae al suelo en el partido entre Barcelona y Emelec
Momento en el que Banguera golpea a Quiñónez y cae al suelo en el partido entre Barcelona y Emelec

Acabó el partido entre el Barcelona y el Emelec, en Ecuador, y Máximo Banguera, el portero del primero y de la selección ecuatoriana, furioso por la derrota, golpeó a Pedro Quiñónez, jugador rival, y compañero en el equipo nacional. Pasó por su lado, le golpeó con la mano abierta y se fue corriendo. Quiñónez se fue al suelo y acabó en el hospital. «Errar es de humanos y acepto que me equivoqué. Hubo un cruce de palabras, pero eso se queda en la cancha. Eso no justifica que yo haya actuado así. Fui un mal perdedor. Le pediré personalmente disculpas», reaccionó el portero cuando vio cómo crecía la polémica en el fútbol ecuatoriano, de luto en esos momentos por la muerte de «Chucho» Benítez.

«Somos amigos desde la infancia y nos veremos en la selección, nunca he tenido peleas con Máximo, pero son cosas del partido, calenturas y nadie quiere perder», aseguró después Quiñonez. Por si acaso, el seleccionador, Reinaldo Rueda, propuso que en la concentración contra España durmiesen los «dos en una misma habitación». «Incluso vamos a pedir una misma cama. Que arreglen eso ellos, allá como un matrimonio», continuó. Pero luego no se ha atrevido a hacerlo y duermen separados.