Fútbol

¿Cómo afectará la vacuna de Pfizer al rendimiento de los jugadores de la Selección?

Muchos califican la gestión del Gobierno de “chapuza” y tardía, ya que los jugadores estarían inmunizados en vacaciones pero no para el torneo

Entrenamiento de la selección española
Entrenamiento de la selección españolaPablo GarciaRFEF / EFE

Tras varias peticiones de la Federación Española de Fútbol de seguir el mismo protocolo que con los atletas olímpicos y las consiguientes negativas del Gobierno, ayer Sanidad daba luz verde a la vacunación de los internacionales a tan solo dos días del inicio del torneo. El Ejecutivo argumenta que “no estar vacunados podría suponer su expulsión de la competición” pero lo cierto es que la decisión podría ser un “sinsentido” total ya que los internacionales estarían inmunizados cuando ya el torneo hubiese finalizado.

La decisión de Sanidad de vacunar mañana viernes a la Selección ha generado muchas preguntas. ¿Por qué se cambió de vacuna? ¿Qué efecto podría tener la vacuna sobre el rendimiento de los jugadores? ¿Porqué vacuna el Ejército? ¿Cuándo estarían inmunizados? Estas son todas las claves de la vacuna a jugadores y cuerpo técnico del combinado nacional:

De Janssen a Pfizer

Pese a que la vacuna de Janssen era una de las favoritas con las que inmunizar a los internacionales, finalmente quedó descartada. A pesar de tratarse de una vacuna monodosis, lo que hubiera acelerado la inmunización, desde Sanidad la desecharon por no estar recomendada para el tramo de edad de los futbolistas -en España se utiliza para el tramo entre 40 y 49 años- y además es la misma que fue acordada por el Comité Olímpico Internacional para vacunar a los atletas. Además, varios jugadores han superado ya la enfermedad, por lo que no podían ser vacunados con este suero.

¿Inmunizados?

Sin embargo este cambio podría convertir la vacunación en algo absurdo. La vacuna desarrollada por Pfizer, junto con la compañía alemana BioNTech, cuenta con dos dosis. La primera de las dosis ofrece, de acuerdo con un estudio de los CDC de Estados Unidos, una protección del 80% a las dos semanas de recibirla. Así pues, cuando hayan pasado dos semanas desde la primera inyección España habrá jugado ya contra Suecia, Polonia y Eslovaquia, completando la fase de grupos.

Mientras, con la segunda dosis, que debe aplicarse a partir de los 21 días se alcanza una protección del 94,8%. Como con la primera dosis, la eficacia se alcanzaría a las dos semanas tras tener la pauta completa. La segunda dosis sería a partir del día 2 de julio, cuando jugarían los cuartos de final. Por tanto, la inmunización llegaría una vez haya terminado el torneo, cuando los jugadores estén ya de vacaciones. Como muy pronto estarían inmunizados el 8 o 9 de Julio, a dos días de finalizar el torneo.

¿Podría mermar el rendimiento de los futbolistas?

Otra de las cuestiones que preocupan en Las Rozas es si la vacunación que arranca hoy afectará al rendimiento de los jugadores ya que podrían sufrir efectos secundarios que le impidiesen estar disponibles para la disputa de los encuentros. Y es que en la ficha técnica de la vacuna registrada en la FDA se contemplan los siguientes efectos secundarios más habituales entre las personas vacunadas con Pfizer: Cansancio, dolor de cabeza, fiebre, escalofríos, dolores musculares o articulares o náuseas.

¿Por qué el Ejército?

Desde Sanidad subrayaron ayer que el proceso no va a suponer ningún trastorno para las comunidades autónomas porque la vacunación va a correr a cargo de médicos del Ejército, como ya se hizo con el elenco olímpico, vacunando a poco más de 50 personas entre jugadores y cuerpo técnico. El Gobierno justifica esta medida en que la inoculación de los internacionales está fuera de protocolo y utilizar personal sanitario podría afectar al ritmo de vacunación de otros pacientes.

Con todo esto, parece claro que la decisión debería haberse tomado mucho antes como apuntaba noche el capitán de La Roja, Jordi Alba, que considera que la medidas es precipitada y solo responde al miedo tras los dos positivos registrados en la concentración.