Deportes

Así ha sido el recibimiento a Busquets en su regreso a la selección

El capitán de la Roja fue recibido por sus compañeros con aplausos y gritos de “Busi, Busi”

Busquets y Luis Enrique se abrazan en el regreso del capitán a la Ciudad del Fútbol
Busquets y Luis Enrique se abrazan en el regreso del capitán a la Ciudad del FútbolRFEF RFEF

Sergio Busquets ya es uno más. Dio negativo el jueves en el PCR y el viernes pudo unirse a la concentración de España en Las Rozas. Ya están todos y la presencia del capitán es fundamental para Luis Enrique, que intenta que el grupo sea la fortaleza de la Roja. Entre todos se protegen de las críticas y de las frustraciones después del empate en el primer partido ante Suecia.

«Muy contento, de subidón, después de la noticia de poder volver con la selección, con los compañeros, con el staff, con la expedición y poder ser uno más como estaba siendo los primeros días», confesaba Busquets en un vídeo difundido por los medios oficiales de la Federación.

El centrocampista del Barcelona agradece el apoyo recibido de todos los miembros de la selección. «Lo agradezco mucho, no sólo a los compañeros, sino al presidente, al staff, al entrenador, a todo el grupo que estamos en la burbuja, a todos los trabajadores y especialmente a los compañeros. Tenemos un chat, pero individualmente también me han escrito mucho y aunque estuviera lejos me han hecho partícipe, me han hecho ver que era importante, que aún seguía con ellos y que me esperaban con los brazos abiertos y lo más rápido posible», dice.

Los primeros momentos después de conocer el positivo no fueron fáciles. «Me llamó el doctor, me lo dijo y en ese momento es un cúmulo de sensaciones, de que no te lo crees, de inquietud por lo que pueda pasar, de si puede ser un falso positivo», recuerda. «Pero en el momento en que me subo a una ambulancia y me voy a casa le doy vueltas a todo, estoy como que no me lo creo. Intentas ser positivo, pero en esos momentos es casi imposible y piensas cuándo vas a estar bien, si vas a poder volver, si vas a llegar a tiempo. Son muchas preguntas que se te pasan por la cabeza en un momento malo», añade.

No es extraño que uno de los abrazos más sentidos y duraderos se lo diera al doctor Cota, el hombre que más cerca de él y de Diego Llorente desde que dieron positivo, aunque el del jugador del Leeds resultó se reveló como falso positivo días después. También fue especialmente con Jordi Alba, su inseparable compañero en el Barcelona y en la selección.

«Os he echado muchísimo de menos, no sabéis cuánto. Muchas gracias por todos los mensajes preocupándoos por mí, haciéndome ver como que estaba aquí aunque estaba en casa y tenía que guardar unos días de cuarentena. Estoy muy orgulloso de vosotros, del primer partido, de todo lo que estáis haciendo aquí y ése es el camino. Queda muchísimo y seguro que va a ir todo bien», fue el discurso que lanzó a sus compañeros, que lo esperaban en la puerta de la residencia de la Ciudad del Fútbol con aplusos y con gritos de «Busi, Busi».