Fútbol

El plan que podría complicar la renovación de Ansu Fati con el Barça

El contrato del jugador con el FC Barcelona es muy bajo -menos de 500.000 euros esta temporada- y su representante, Jorge Mendes, presiona para llevárselo a la Premier League.

Ansu Fati
Ansu Fati FOTO: Joan Monfort AP

Ansu Fati se ha convertido por méritos propios en la esperanza blaugrana. 323 días después su lesión regresaba y lo hacía a lo grande. Si notar el peso del “10″ de Messi en su espalda el joven prodigio español volvió a jugar y marcó este domingo en la recta final del duelo Barcelona vs Levante, en el Camp Nou en la séptima jornada, casi un año después de su fractura del menisco de la rodilla izquierda. La presencia del canterano con el «10» a la espalda y la diana que anotó se convirtieron en un bálsamo para los aficionados que vieron en él la cura a la herida causada por la marcha de Messi. Pero la continuidad de la perla blaugrana en el club podría estar en peligro.

A pesar de que en los medios catalanes se asegura que la renovación es inminente y que el Barça ofrecería un contrato al canterano hasta 2024, la última información de ‘El Chiringuito de Jugones’ sobre el jugador y las pretensiones de parte de su entorno apuntan a un escenario muy diferente.

El origen de todo parece estar en el agente del joven futbolista que es el todo poderoso Jorge Mendes, que también lleva a figuras como Cristiano Ronaldo, Ángel Di María y James Rodríguez. El portugués, según ha desvelado José Álvarez, le ha puesto sobre la mesa a Ansu Fati y su familia una cantidad de dinero casi irrechazable si hacen las maletas rumbo a Inglaterra, para jugar en la Premier League.

Fati es un gran jugador pero su contrato, no refleja su verdadero nivel. Si bien acaba el verano que viene y el Barça puede ampliarlo de forma unilateral por dos años más, hasta 2024, el salario es ridículo para un jugador de su talla. Durante la temporada 2020/2021 cobró 416.000 euros, mientras que en la presente campaña se embolsará sólo 471 mil euros. En el FC Barcelona consideran que podrían llegar a un acuerdo para extender el vínculo hasta 2024 ampliando el sueldo año a año hasta un monto de 1,6 millones de euros netos en esa temporada, una cantidad que aún parece baja para un futbolista de su nivel.

Es evidente que el fijo del jugador se ha quedado desfasado pero, también es cierto que contempla variables que mejoran de forma evidente las cifras anteriores. Por ejemplo, si el jugador disputa más del 40% de los partidos suma 111.000 euros, mientras que si disputa más de la mitad serían 222.000 y con más del 60% llegaría a los 333.000 euros, según adelanta el diario Sport. Se contabiliza como partido si en él disputa un mínimo de 45 minutos. Pese a ello, Ansu sigue sin estar al nivel que el Barça entiende que debería estar a nivel económico en el vestuario blaugrana.

Una cláusula con truco

El contrato firmado en 2019 vence a finales de año y el Barça se guardó las espaldas con una cláusula que le otorga la posibilidad de renovarlo unilateralmente si el atacante recibe un pago de 55.000 euros, algo que, según explicaron en el programa, ya sucedió.

Sin embargo, es a cláusula a la que podría agarrarse su agente para renegociar todo y buscar un destino mucho más rentable. Y es que Ansu Fati era menor cuando estos términos se acordaron y fue su hermano mayor el que los firmó en su nombre, una práctica habitual con las jóvenes promesas. Por aquel entonces, Mendes aún no era representante del extremo culé, que estaba en manos de su padre.

El que ninguno de los dos tuviese la potestad de figurar en el contrato, podría permitir a Jorge Mendes desactivar esa cláusula de renovación automática y facilitar su marcha a la Premier. Parece que el “culebrón Ansu Fati” no ha hecho más que comenzar.