Fútbol

El millonario sueldo de Ansu Fati y el peso pesado que tiene un pie fuera del club con su renovación

El club mantiene el secreto sobre la cuantía de su ficha que los medios ya cifran en 10 millones de euros.

Ansu Fati
Ansu Fati FOTO: ALBERT GEA REUTERS

Tras el partido de Champions en el que el FC Barcelona se llevó, no sin sufrimiento, el triunfo ante el Dinamo de Kiev y tras el monumental cabrero de Koeman por el fallo de un gol cantado por parte de Ansu Fati, el club anunciaba la renovación del delantero blaugrana hasta 2027.

El neerlandés suele ser muy expresivo desde la banda y cuando algo no le gusta lo deja muy claro. En este caso, no le perdonó al canterano que fuese egoísta en un partido en el que el Barcelona se estaba jugando la vida. Sin embargo, tras las criticas llegó la confirmación de su renovación.

Un contrato millonario

El club considera que la base del proyecto de futuro es el canterano, el nuevo «10» después de la marcha de Messi, y asegurar su continuidad era prioritario. También quiere impedir que el dinero de los jeques pueda tentar al futbolista, de ahí que le hayan puesto una cláusula de rescisión de 1.000 millones de euros.

Tras semanas de especulaciones y filtraciones interesadas sobre su futuro, el club y el jugador han llegado a un acuerdo por el cual la nueva esperanza blaugrana seguirá en el Camp Nou las próximas temporadas. Sin embargo, las negociaciones no han sido fáciles y el FC ha tenido que rascarse el bolsillo para convencer a un exigente Jorge Mendes, representante del jugador.

Aunque el club guarda secretismo absoluto sobre el salario del jugador, su ficha rondará los 10 millones de euros, tal y como adelantan El Confidencial y medios deportivos catalanes. Motivo más que sobrado para el FC Barcelona pidiera a cambio la millonaria cláusula.

Hay que rebajar la masa salarial

Pero la renovación de la perla blaugrana puede tener serias consecuencias en el vestuario. El Barça no traviesa su mejor momento económico y la masa salarial no debe subir sino bajar por lo que el club tiene que deshacerse de algún miembro de su plantilla y desde Cataluña apuntan que podría ser uno de los pesados del vestuario.

La dirección deportiva ha llegado a estudiar las salidas de Coutinho y de Dembélé pero parece que el elegido es Sergio Busquets, un futbolista que no ha empezado nada bien la temporada en el Barça y que, a pesar de la rebaja salarial, tiene una ficha muy alta.

Además, según se publicó hace semanas, el Manchester City estaría encantado de hacerse con los servicios del capitán culé y esta podría ser una salida factible.

El club incluso ha barajado la salida de Jordi Alba, después de que el pasado verano llegara al club al club ha llegado el interés del Inter de Milán e incluso del Atletico de Madrid por él. Sin embargo, El lateral de L’Hospitalet de Llobregat tiene contrato en el FC Barcelona hasta 2024 y su intención es cumplirlo.

Selladas las renovaciones de Pedri y Ansu Fati, dos jugadores que tienen que sustentar el nuevo proyecto del Barça, la prioridad de la secretaría técnica azulgrana ahora será atar a otras dos perlas: Ronald Araujo y Gavi. Mientras tanto, el futuro de Dembélé ofrece más dudas. Acaba contrato el 30 de junio, no ha renovado aún y el Barça ya le ha lanzado un ultimátum.