Fútbol

Luuk de Jong: de los memes a los goles

El delantero neerlandés, objeto de burla en los primeros partidos con el Barça, lleva dos semanas marcando y ya no está tan clara su salida en enero

Luuk de Jong remata de cabeza en el partido ante el Granada. Este gol fue anulado, después marcó otro que sí fue legal
Luuk de Jong remata de cabeza en el partido ante el Granada. Este gol fue anulado, después marcó otro que sí fue legal FOTO: MIGUEL ANGEL MOLINA EFE

El futuro de Luuk de Jong estaba más fuera que dentro del Barcelona no hace tanto, pero ha dado la vuelta a la situación. «Se está ganando muchas cosas con su actitud, con su trabajo y con sus goles. Es uno más de la plantilla y un excelente profesional», dijo Mateu Alemany en Movistar después del encuentro contra el Granada. Es el director de fútbol del club, el hombre de los milagros, el que hace y deshace para cuadrar números, fichar y vender, lista esta última en la que estaba el neerlandés para liberar masa salarial en enero.

Fichado en verano a petición de Ronald Koeman, que lo conocía de su época como seleccionador «Oranje», se justificó su contratación como la de un futbolista cuyo perfil no estaba en la plantilla: un hombre de área, un goleador clásico de rematar todos los balones que le lleguen. «En los centros, es más peligroso que Neymar», se atrevió a decir el ex entrenador azulgrana. Pero no hubo nada de eso en el arranque. En sus primeras apariciones fue carne de memes después de fallar goles increíbles, como por ejemplo ante el Granada, en su segundo partido, un cabezazo a dos metros de la portería y con el guardameta ya batido; o ante el Benfica en dos ocasiones, con la cabeza y con el pie, cuando el encuentro todavía iba 1-0, antes de la debacle final, del 3-0. Las porterías parecían de hockey para él. Sólo marcó un gol, contra el Levante, en uno de los pocos días cómodos que ha tenido el Barça este curso.

Se fue Koeman y con Xavi en principio Luuk iba a tener todavía menos oportunidades, porque no parecía encajar en su perfil. Así fue al comienzo, aunque en algún partido sí le concedió algunos minutos. Después no ha tenido más remedio que ponerlo de titular, debido a las numerosas bajas tanto por lesión como por covid, y la respuesta ha sido sorprendente. En las dos últimas jornadas de Liga la transformación ha sido impresionante y el delantero lo ha hecho prácticamente todo bien. Contra el Mallorca marcó un gol y estrelló dos balones en los postes, uno de ellos después de una chilena espectacular que el propio futbolista ha reconocido que hubiera sido el mejor tanto de su vida. Contra el Granada también acertó una vez, pero le anularon la diana por fuera de juego en la acción anterior, no suyo; y una segunda que sí subió al marcador. Además de marcar contribuyó con sus acciones de espaldas para propiciar segundas jugadas con la incorporación de sus compañeros. «Nos ha ayudado mucho con el gol, descargando y saliendo de cara. Es un profesional brutal», dijo Xavi, que en Los Cármenes lo sustituyó en la segunda parte porque pensó que el partido iba a estar más en aprovechar alguna contra y después lo echó de menos.

La situación de De Jong continúa siendo delicada, pero ya no tanto, porque Ferran Torres ya ha podido ser inscrito gracias a la renovación de Umtiti. Para el Clásico repetirá en el equipo de inicio y si mantiene la racha sería el empujón definitivo para seguir en el Camp Nou.