Fútbol

Escondite

Así es el bar de las infidelidades de Piqué que se ha convertido en un referente para las citas de Tinder

El local ha visto como se disparaban sus clientes tras la tumultuosa separación del ex jugador del FC Barcelona

"La Traviesa" se ha convertido en un lugar de referencia tras la separación de Gerard Piqué
"La Traviesa" se ha convertido en un lugar de referencia tras la separación de Gerard PiquéInstagramLa Razón

Gerard Piqué sigue en el foco de la noticia. Ya sea por su problemas con Hacienda, sus negocios con la Federación que preside Luis Rubiales o sus acuerdos con Shakira. El central ha vivido meses difíciles que han acabado con el anuncio de su retirada del fútbol. Sin embargo, hay para quienes la tumultuosa separación del central ha supuesto una importante oportunidad de negocio.

Tras conocerse su separación, salieron a la luz las constantes fiestas del ex capitán blaugrana con su compañero Riqui Puig en las discotecas “Bling Bling” y “Patrón” en la ciudad de Barcelona junto con la compañía de otras mujeres. Pero el reducto preferido por el futbolista es un bar llamado La Traviesa, al que también le acompañaba su compañero de vestuario.

Según adelanta El Periódico, La Traviesa (Tuset, 28), un ‘cocktail bar’ de la zona alta de Barcelona no ha dejado de recibir visitas desde que las noticias de la infidelidad de Piqué se hicieron pública. De hecho, gracias a su ambiente íntimo se ha convertido en un lugar de referencia para las primeras citas de Tinder. No en vano, en sus paredes se pueden leer frases tan sugerentes como “Sólo los traviesos van al cielo”.

Este “cóctel-bar” que une “lo elegante y lo travieso”, según la propia descripción de la empresa en su web se encuentra ubicado junto a otros conocidos locales de ocio nocturno del upper Diagonal, como Sutton y Bling Bling y se define como un “espacio informal y desenfadado” en el que sus “propuestas cautivan desde el cliente más salvaje al más seductor”.

El local abre sus puertas de 23.00 a 03.00 horas de jueves a sábado, y dispone de una zona VIP en la que se puede disfrutar de “una carta de botellas con las mejores referencias en Champagne, Tequilas y destilados”.

Según adelantó Socialité y varios medios catalanes, el defensa utilizaba diferentes estrategias para llevar adelante sus salidas clandestinas sin ser descubierto por los paparazzis.

Para que su presencia no fuera advertida apelaba a algunos ardides para distraer a los ojos indiscretos. Por ejemplo, llegaba a las citas en taxi, nunca en alguno de sus automóviles. Ingresaba al local por una puerta lateral, ubicada en una calle poco transitada. Y la mujer en cuestión lo hacía por el acceso principal.

Pero además, en el interior, Piqué disponía de un salón “reservado”, rodeado de cortinas rojas, al que sólo él definía quién entraba y quién no. Se trataría de una modalidad que Gerard empleaba con antelación. La influencer Luciana Guschmer afirmó que el zaguero solía participar en fiestas con modelos junto a otros futbolistas, también con acceso restringido. Y en las mismas había una regla irrompible: no podía haber teléfonos móviles.

Toda la estrategia quedó al descubierto después de que la cantante contratara a un detective, que le habría proporcionado pruebas de la infidelidad.