Atlético de Madrid

La sanción mínima para «Mou» le permitirá estar en el banquillo hasta el final

Dos partidos de sanción para el técnico y otros dos para Cristiano

Mourinho fu expulsado en el minuto 77 de la final de Copa del Rey
Mourinho fu expulsado en el minuto 77 de la final de Copa del Rey

El Comité de Competición ha impuesto dos partidos de sanción a Mourinho y otros dos a Cristiano Ronaldo tras sus respectivas expulsiones en la final de la Copa del Rey del pasado viernes contra el Atlético de Madrid. De esta forma, el técnico, al no tratarse de una falta grave, no afecta a la Liga y cumplirá su sanción en la misma competición en la que se produjo. En su caso, en la FA Cup, si es que recala en el Chelsea, o en la Copa local, cualquiera que sea su país de destino. Lo mismo ocurre con Cristiano, una vez que Competición no ha estimado que hubo agresión en su acción, como tampoco lo reflejaba el acta arbitral. De esta forma, tanto «Mou» como Cristiano, el uno en el banquillo y el otro sobre el césped, podrán dirigir y jugar los dos partidos que restan de la temporada frente a la Real y ante el Osasuna. Mourinho, pues, estará en el banquillo hasta el final de sus días en el Real Madrid.

A Mourinho, expulsado en el minuto 77 de la final, se le ha aplicado el artículo 120 del código disciplinario de la Federación, en su sanción mímina, «por levantarse del banquillo protestando con los brazos en alto de manera reiterada», tal y como refiere el acta de Clos Gómez: «Protestar al árbitro principal, a los asistentes o al cuarto árbitro, siempre que no constituya falta más grave, se sancionará con suspensión de dos a tres partidos o por tiempo de hasta un mes», reza dicho artículo..

En cuanto a Cristiano, deberá cumplir un partido por la expulsión (min 115) y otro por acumulación de tarjetas, ya que antes de la roja directa había visto una amarilla. Clos Gómez dejó anotado el motivo por el que el portugués fue expulsado de esta manera: «Por golpear con la pierna en la cara de un contrario sin animo de disputar el balón, teniendo este ultimo que ser atendido en el terreno de juego», lo que remite al artículo 123 del código disciplinario sobre violencia en el juego. «Producirse de manera violenta con ocasión del juego o como consecuencia directa de algún lance del mismo, siempre que la acción origine riesgo, pero no se produzcan consecuencias dañosas o lesivas, se sancionará con suspensión de uno a tres partidos o por tiempo de hasta un mes», reglamenta, por lo que a Cristiano también se le ha aplicado la sanción mínima.

La resaca de la final copera deja además un partido de sanción para el capitán atlético, Gabi, por doble amarilla, y también para Mario Suárez, éste por acumulación de tarjetas. Pero todo ello será la Copa que viene.