MENÚ
martes 13 noviembre 2018
18:57
Actualizado
  • 1

Koke, el amigo de todos

Koke es el compañero ideal para cualquiera de los centrocampistas de España. Corre por él y por los demás y libera a los que juegan a su lado para que puedan llegar más sueltos al ataque.

  • Isco cabecea el balón junto a Koke, en el entrenamiento de ayer
    Isco cabecea el balón junto a Koke, en el entrenamiento de ayer

Tiempo de lectura 2 min.

25 de junio de 2018. 04:52h

Comentada
Domingo García Madrid. 25/6/2018

«Son todos grandes jugadores, cada uno con su perfil y características», dice Busquets, que no quiere mostrar sus preferencias por ninguno de los que juegan a su lado. Pero el discurso le lleva a admitir que con Koke se vive mejor. «Es el jugador más posicional y el que más se puede juntar a mí en un medio campo, pero te sientes cómodo con todos. La fuerza la hace todo el equipo, con todos los jugadores implicados», admite el centrocampista del Barcelona.

Pero Koke es el que hace de guardaespaldas de todos. Nadie corre más que él. Fue el único que superó los diez kilómetros recorridos en el encuentro frente a Portugal. Sólo Isco, el segundo más esforzado, corrió más de diez. Contra Irán no jugó y hubo cinco jugadores que superaron los diez kilómetros recorridos. Otra vez estaba Isco entre ellos, pero se sumaron Silva, Jordi Alba, Busquets y Carvajal.

El juego de Koke se ha oscurecido con el paso de los años. Ya no parece aquel brillante futbolista que aspiraba a ocupar el lugar de Xavi en el centro del campo. Ocupó su lugar en el pasado Mundial cuando Del Bosque quiso dar una vuelta al equipo en el segundo partido contra Chile. Pero el sitio en el medio lo heredó Iniesta, aunque en el peso del equipo le corresponde a Isco, que es el que marca el ritmo de la selección. España juega a lo que juega el madridista, pero Koke sigue siendo imprescindible.

El jugador del Atlético es uno de esos jugadores que han recorrido todos los escalafones de la selección, desde que fue llamado por la sub'16. Y Fernando Hierro, que ha seguido toda su evolución, lo conoce perfectamente. Sabe que es capaz de darlo todo por el equipo y por sus compañeros. Conserva el buen toque en las jugadas a balón parado, pero es el más predispuesto al sacrificio entre los centrocampistas de España. La Roja necesita a Koke para que sus compañeros puedan sentirse libres.

Últimas noticias